Eduardo Berizzo regresó al banquillo de Sevilla el viernes, por primera vez desde que recibió tratamiento por un tumor de próstata.

Sin embargo, el estratega argentino no fue capaz de inspirar a los anfitriones sino para un empate sin goles frente al Levante, que dejó a Sevilla en el quinto lugar de la liga española.

“Nunca me he sentido mal en realidad, pero después de serias dificultades, al fin contento de volver a estar con el equipo”, expresó Berizzo. “Había que estar, veníamos de una derrota y hoy tal vez hemos estado sin fútbol, con más ganas que fútbol, aunque no pudimos ganarlo. Pero hay que seguir”.

Levante estuvo cerca de abrir el marcador a los 35 minutos cuando David "Jason" Remeseiro estrelló un potente tiro libre en el poste derecho. El balón luego rebotó en una pierna del portero Sergio Rico y salió de la cancha.

El arquero Oier Olazábal salvó varias veces su portería para asegurarle un punto al Levante. Mostró su mejor nivel al manotear de derecha un remate de cabeza de Gabriel Mercado a corta distancia, para que el tiro se estrellara en el poste justo antes del medio tiempo.

Sevilla anunció el 22 de noviembre que Berizzo tenía un tumor de próstata. El asistente Ernesto Marcucci dirigió a Sevilla en los cuatro partidos anteriores, entre ellos la derrota de la jornada pasada por 5-0 ante Real Madrid.

“Nos vamos con un empate que no deseábamos, pero hay que seguir trabajando”, reconoció Berizzo. “Hoy el equipo tuvo una actitud enrabietada a raíz de eso, pero faltó ese fútbol que muchas veces se desprende de las botas de los futbolistas”.

Jesús Navas impuso un record del club al participar en su partido 416 con el Sevilla al ingresar cerca del final como suplente. Navas, de 32 años, regresó al club de su infancia esta temporada después de cuatro años con Manchester City. Rompió la marca de Pablo Blanco.