Semenya acusa a presidente de IAAF de abrir "viejas heridas"

Caster Semenya acusó al presidente de la IAAF Sebastian Coe de abrir "viejas heridas" en una entrevista con un periódico australiano, en la que el dirigente británico señaló que la doble campeona...

Caster Semenya acusó al presidente de la IAAF Sebastian Coe de abrir "viejas heridas" en una entrevista con un periódico australiano, en la que el dirigente británico señaló que la doble campeona olímpica de los 800 metros y otras atletas mujeres con una elevada producción endógena de testosterona representan una amenaza a "la santidad de una competencia justa".

En un comunicado divulgado el miércoles en respuesta, los abogados de Semenya dijeron que los comentarios de Coe y la nota "distorsionada" del Daily Telegraph — el diario se refirió a la mediofondista sudafricana como "llena de músculos" e "invencible" — recordaron a su cliente lo mucho que fue analizada y juzgada durante su primer campeonato mundial en 2009, cuando tenía 18 años.

Por ese entonces, Semenya ganó el título de los 800 metros, un día después de que se reveló que ella tuvo que hacerse pruebas de género ordenadas por la IAAF, en parte debido a su musculatura. Algunos medios australianos fueron criticados por publicar artículos incorrectos y desagradables por ese entonces, cuando especularon sobre la anatomía de la entonces adolescente.

Semenya tuvo que hacerse más exámenes médicos tras la justa. No corrió durante casi un año. La IAAF luego la aceptó en competencias femeninas.

Semenya leyó la entrevista de Coe con el Daily Telegraph durante el fin de semana, dijeron sus abogados.

"La señora Semenya recuerda lo que pasó hace 10 años cuando descolló en Australia, un día antes de que compitiera en el Campeonato Mundial de 2009", dijeron los abogados de Semenya en su comunicado. "Tras ganar la final de los 800 metros al día siguiente, la señora Semenya se detuvo en el medio del estadio sabiendo que todos los que veían el evento la estaban juzgando. Ella solo tenía 18 años.

"La naturaleza de las invasivas evaluaciones médicas que se hizo la señora Semenya tras el evento fueron discutidos públicamente, incluso por el IAAF. Las cicatrices que le han salido a la señora Semenya durante la última década son por heridas profundas", agregaron.

El comunicado de los abogados trascendió a la vez que ella y la entidad rectora del atletismo esperan el veredicto del Tribunal de Arbitraje Deportivo, en un caso que podría cambiar el deporte femenino.

Semenya, quien ahora tiene 28 años, apeló ante la TAS por las regulaciones que la IAAF quiere imponer para reducir los altos niveles de testosterona natural en algunas mujeres atletas a través de medicamentos o cirugía antes de que puedan competir en carreras de primera categoría, desde los 400 metros hasta la milla.

La audiencia de cinco días se realizó el mes pasado y el fallo debe anunciarse a fines de abril.