Llegó la última jornada de la temporada regular de la NFL. Hay siete equipos clasificados a los playoffs y cinco boletos aún en disputa. Los 16 partidos del domingo son entre rivales de las mismas divisiones, un sistema que la liga implementó para que los títulos divisionales se resolvieran en la última fecha y así evitar una semana de poco interés para los aficionados.

La última jornada enfrenta a rivales divisionales Hasta ahora el plan ha funcionado a la perfección.

En la Conferencia Americana (AFC) ya están definidos los cuatro campeones divisionales: Denver (Oeste), Nueva Inglaterra (Este), Cincinnati (Norte) e Indianápolis (Sur). Kansas City tiene asegurado un boleto a la postemporada como wild card, lo cual deja a cuatro equipos en la pelea por la última invitación: Miami (8-7), Baltimore (8-7), San Diego (8-7) y Pittsburgh (7-8).

Peyton Manning y los Broncos pueden asegurar jugar todos los playoffs en casa por segundo año en fila si derrotan a los Raiders en Oakland o Nueva Inglaterra pierde en Foxborough ante Buffalo.

Los Patriots (11-4) aún pueden ser el primer preclasificado de la AFC, pero para ello necesitan vencer a los Bills y que los Raiders den la sorpresa y derroten a Denver. Para que Nueva Inglaterra descanse en la primera ronda de los playoffs necesita un triunfo y derrotas tanto de Cincinnati como de Indianápolis.

Los Bengals (10-5) evitan la ronda de los wild cards con una victoria sobre Baltimore en casa y un descalabro de Nueva Inglaterra, mientras los Colts (10-5) necesitan derrotar a Jacksonville, combinado con derrotas de Patriots y Cincinnati para conseguir esa semana de descanso.

Miami está condicionado

En la carrera por ese último boleto a la postemporada, Miami, Baltimore, San Diego y Pittsburgh no controlan su destino.

En la semana 17, los Dolphins reciben a los Jets, que han perdido seis de sus siete encuentros como visitantes en la campaña regular. Para acceder a los playoffs Miami necesita vencer al equipo de Rex Ryan y que Baltimore o San Diego pierdan.

Para los campeones Ravens la misión es compleja pues además de ganar en Cincinnati (donde los Bengals están invictos en siete desafíos en 2013), necesitan derrotas de Miami o San Diego.

Baltimore es el único equipo que podría clasificarse si pierde, aunque para ello necesita derrotas de Dolphins, Chargers y Pittsburgh.

San Diego recibe a Kansas City (11-4) y para seguir con vida debe vencer a los Chiefs y la combinación de las derrotas de Miami y Baltimore.

Pittsburgh únicamente tiene una opción para "colarse" a la fiesta. Los Steelers deben vencer a Cleveland (1-6 como visitantes) y esperar derrotas de Miami, Baltimore y San Diego.

Tres equipos clasificados en la Nacional

En la Conferencia Nacional (NFC) ninguno de los campeones divisionales ha sido determinado, pero tres equipos ya aseguraron boleto a los playoffs: Seattle, Carolina y San Francisco.

Dos divisiones, la Este y la Norte, se definen en un juego de eliminación. Filadelfia (9-6) visita a Dallas (8-7) con la corona del Este de por medio. Es probable que los Cowboys (5-2 en casa) tengan que arreglárselas sin su quarterback, Tony Romo, quien trata de recuperarse de una hernia en un disco. Kyle Orton sería el titular en caso de que Romo no esté disponible.

Seattle quiere todos los juegos en casa El campeón en el Norte se definirá con el duelo entre Green Bay (7-7-1) y Chicago (8-7). Los Packers sabrán el jueves si su estelar quarterback, Aaron Rodgers, regresa tras perderse varias semanas con una clavícula fracturada. El ganador va a los playoffs y el derrotado se va a su casa.

Seattle (12-3) puede amarrar el título de la División Oeste y jugar toda la postemporada en casa con un triunfo en casa sobre San Luis (2-5 como visitante) o una derrota de los 49ers.

San Francisco (11-4) puede arrebatar de último momento el título divisional con una victoria en Arizona (6-1 en casa) y una derrota de los Seahawks. Si esto se combina con un revés de Carolina, entonces los 49ers jugarían todos los playoffs como locales.

Los Panthers (11-4) aseguran el título en el Sur y descansar en la ronda del wild card con un triunfo en Atlanta (3-4 en casa) y una derrota de Nueva Orleáns, invicto en casa hasta ahora y que recibe a Tampa Bay, con récord de 1-6 como visitante.

Si gana Carolina y pierden Seattle y San Francisco, entonces los Panthers serán el primer preclasificado de la NFC.

Nueva Orleans (10-5) puede ganar el Sur de la NFC y descansar en la primera ronda de los playoffs con la victoria y una derrota de Carolina. Los Saints también aseguran el boleto con un triunfo, combinado con un descalabro de Arizona.

Los Cardinals (10-5) entran a la postemporada si derrotan a San Francisco y Nueva Orleans cae ante los Buccaneers.