Chris Sale se reincorporó el martes con los Medias Rojas de Boston al afrontar el tercer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, pero el equipo no estaba seguro cuándo el zurdo estaría disponible para lanzar otra vez.

Cuando los jugadores de ambos equipos fueron presentados antes del primer partido de la serie en Houston, Sale se alineó con los Medias Rojas junto a la línea de la tercera base. Sale abrió el primer juego de la serie, pero se perdió el segundo y no viajó con la novena tras ser hospitalizado por una enfermedad estomacal.

Al hablar más temprano, el manager de Boston Alex Cora dijo que Sale iría a la sala de entrenamiento cuando llegara. Cora también indicó que Sale podría lanzar una sesión de bullpen, posiblemente durante el juego contra los Astros.

“No sé cómo se siente, si se siente débil o lo que sea. Pero veremos”, señaló el puertorriqueño Cora.

Sale, potencial abridor de los Medias Rojas para el quinto partido el jueves por la noche, fue dado de alta el lunes del Hospital General de Massachusetts. Fue hospitalizado el domingo por la noche para estar bajo observación por algo que el equipo llamó una enfermedad estomacal.

“En primer lugar y lo primordial, cuidamos su salud y cómo se encuentra. Una vez que sabemos que está bien, sólo esperamos hasta que regrese y hablemos con él”, declaró Rick Porcello, el abridor de los Medias Rojas para el cuarto juego. “Realmente ninguno de nosotros sabe qué sucedió”.

El equipo no especificó la dolencia o el tratamiento. Cora dijo que Sale empezó a sentirse enfermo y vomitó luego de iniciar el sábado el primer juego de la serie en el estadio Fenway Park y después fue al hospital el domingo por la mañana. El manager señaló que no era nada serio.