El líder de goleo de la Liga Premier, Mohamed Salah, firmó un contrato por cinco temporadas con Liverpool.

El atacante egipcio llegó al acuerdo con el club inglés un año después de su arribo proveniente de la Roma, y mientras trata de recuperarse de un desastroso periodo de seis meses que incluyó una lesión y una pronta eliminación en la Copa del Mundo.

El nuevo acuerdo, cuyos términos económicos no fueron dados a conocer, no cuenta con una cláusula de baja.

El técnico del Liverpool, Juergen Klopp, señaló que el pacto con Salah es una señal de las ambiciones del equipo.

“Queremos que el talento de clase mundial vea que tienen un hogar en Anfield donde pueda cumplir todos sus sueños y ambiciones profesionales. Estamos trabajando duro para lograr esto”, indicó en un comunicado del club el lunes. “Cuando alguien como Mo Salah se compromete y dice 'este lugar es mi hogar ahora', queda muy en claro”.

Salah anotó 44 goles en 52 partidos por Liverpool la campaña pasada en todas las competencias, entre ellos 32 goles en la Premier.

Sin embargo, sólo participó media hora en la final de la Liga de Campeones frente al Real Madrid al verse obligado a abandonar el encuentro con una lesión de hombro después de recibir una dura falta de Sergio Ramos. Liverpool perdió 3-1.

Salah tuvo que lidiar con esa lesión durante la primera participación de Egipto en un Mundial desde 1990, que terminó con derrotas en los tres compromisos de la fase de grupos. El delantero fue criticado duramente por medios británicos después de posar para fotos con Ramzan Kadyrov, el gobernante de la región rusa de Chechenia, mientras la selección de Egipto entrenaba ahí en el Mundial.