Addison Russell, campocorto de los Cachorros de Chicago, afirmó el jueves que se concentra en “ser una mejor persona” desde que se le suspendió 40 juegos por infringir la política de las Grandes Ligas sobre violencia doméstica.

Russell fue suspendido en el otoño pasado tras una serie de acusaciones presentadas por su exesposa. Sin dar detalles, Russell reconoció en febrero que era responsable por sus actos pasados y se disculpó por “el daño y el dolor” que causó.

El pelotero se había entrenado en Arizona, jugó en encuentros de la pretemporada extendida y acudió a sesiones con un consejero dos veces por semana, antes de incorporarse el miércoles a la sucursal de la Triple A en Iowa. Salvo que haya alguna posposición, Russell quedaría en condiciones de volver a los Cachorros para su primer juego de la serie ante los Cardenales de San Luis, el 3 de mayo en el Wrigley Field.

Pero por ahora, Russell no está seguro de cuándo regresará con el equipo.

“Ha habido mucho trabajo duro. Mucha reflexión y mucho crecimiento personal”, dijo Russell acerca de cómo empleó el tiempo en el que permaneció castigado. “Ellos (los Cachorros) tienen un estándar muy alto para mí y, en la situación en la que estamos, pienso que he alcanzado todos esos estándares. Estoy trabajando simplemente en mí mismo”.

El jugador de 25 años llegó a ser considerado uno de los mejores peloteros jóvenes de cuadro. Ayudó a que Chicago ganara la Serie Mundial hace tres años, bateando para .238 con 21 jonrones y 95 impulsadas en 151 duelos. Así, el club cortó una sequía de títulos de 108 años.

Los Cachorros enfrentaron críticas por quedarse con Russell después de la suspensión. Y no está claro cómo será recibido en Chicago, si bien el público le dio una cálida bienvenida el miércoles, durante su debut en la temporada.

En el encuentro, Russell pegó un sencillo y anotó dos veces ante Nashville.

“Todos tienen el derecho de expresar su opinión, pero de verdad que he hecho mucho trabajo para convertirme en una mejor persona”, comentó Russell. “La gente a veces no hace lo correcto la primera vez, pero me emociona tener una segunda oportunidad”.

Incluso si Russell la recibe, podría no ser como campocorto.

El puertorriqueño Javy Báez, quien se mudó de posición durante la ausencia de Russell, finalizó segundo en la votación para el Jugador Más Valioso del año pasado en la Liga Nacional. Ha jugado de inicio 22 encuentros como torpedero para un club que ha ganado 11 de sus últimos 16 compromisos después de un mal comienzo.