Rusia fue elegida como sede del campeonato mundial de vóleibol masculino en 2022.

La decisión de la Federación Internacional de Vóleibol se hizo posible luego que se rehabilitara a la agencia antidopaje de Rusia en septiembre tras una suspensión de tres años por la Agencia Mundial Antidopaje.

El presidente de la FIVB, el brasileño Ary Graça, dijo que la entidad rectora “determinó por unanimidad que la candidatura rusa era la mejor para el desarrollo global del vóleibol”.

Rusia ganó la medalla olímpica de oro en el vóleibol masculino de los Juegos de Londres 2012.