Ronaldo fue dado de alta por una clínica de Ibiza en el que estaba internado desde el viernes debido a una fuerte gripe.

El astro de 41 años, tres veces Jugador del Año de la FIFA, dijo en las redes sociales ya estaba “en casa tras unos pocos días en la clínica”.

El domingo el brasileño había confirmado que había sido hospitalizado por una gripe. Agradeció a los médicos, las enfermeras y su novia Celina Locks por el apoyo recibido en los últimos cinco días.

Uno de los mejores jugadores de su generación, y de la historia, Ronaldo se coronó campeón mundial con Brasil en el 2002 y anotó ocho goles en el torneo. Pasa buena parte de su tiempo en España, donde jugó en el Real Madrid del 2002 al 2007.

Se retiró en el 2011 luego de terminar su carrera en el Corinthians.