Ron Rivera, coach de Panthers, pierde su casa en un incendio

  • Su residencia de dos pisos resultó dañada significativamente por el fuego.
  • El fuego, originado en una chimenea, dejó daños por medio millón de dólares.
  • Carolina había eliminado a Arizona este sábado en el duelo de comodines.

El entrenador Ron Rivera, tiene más preocupaciones que el próximo partido de los Panthers contra Seattle. Un incendio ocurrido este lunes en su vivienda dejó sin techo a su familia.

La residencia de la familia Rivera en Charlotte, de dos pisos y 650 metros cuadrados (7.000 pies cuadrados), resultó "significativamente" dañada por el incendio matutino. Las llamas y una columna de fuego se elevaron desde el ático, dos días después de que Carolina había derrotado 27-16 a Arizona en la primera ronda de la postemporada.

Esta oportunidad de seguir trabajando nos reconforta Nadie resultó lesionado por el siniestro, que los bomberos tardaron dos horas en extinguir.

La fuerza de tarea de investigación de los bomberos de Charlotte indicó que el incendio "accidental" se originó en una chimenea dentro de la vivienda, y estimó los daños en medio millón de dólares.

"Lo bueno es que todos estamos bien", comentó Rivera. "Esta oportunidad de seguir trabajando nos reconforta. Pudo ser algo peor".

Rivera y su esposa Stephanie, junto con dos hermanos del entrenador y sus respectivas esposas dormían en la residencia al momento del incendio. Todos abandonaron la propiedad ilesos, junto con las dos mascotas de la familia.

Durante una conferencia de prensa, Rivera relató que él y su esposa se despertaron por el olor a humo. Dijo que, según la aseguradora, pasarán ocho meses antes de que la familia pueda volver a la residencia.

Su familia vivirá con un amigo

En tanto, los integrantes de la familia vivirán en la casa de un amigo.

Por ahora, Rivera tendrá que concentrarse en el próximo partido, previsto para el sábado, contra los campeones defensores del Super Bowl.

El entrenador de ascendencia puertorriqueña y mexicana no llegó al estadio sino hasta la tarde del lunes, varias horas después de lo previsto. Debió atender asuntos relacionados con el incendio.

Rivera descartó que lo sucedido lo distraiga de la preparación para enfrentar a los Seahawks.

Éste es el segundo problema extradeportivo que afecta a los Panthers en menos de un mes.

El 9 de diciembre, el quarterback Cam Newton resultó lesionado en un accidente vial. Se le hospitalizó durante una noche por dos fracturas lumbares.

Newton se perdió un encuentro pero volvió a la semana siguiente.