Romario quiere que Senado brasileño investigue a Nuzman

El exfutbolista y ahora senador brasileño Romario quiere que el congreso investigue a Carlos Nuzman por las acusaciones de que participó en un esquema de compra de votos para conseguir los Juegos...

El exfutbolista y ahora senador brasileño Romario quiere que el congreso investigue a Carlos Nuzman por las acusaciones de que participó en un esquema de compra de votos para conseguir los Juegos Olímpicos del año pasado en Río de Janeiro.

Nuzman, quien presidió el comité organizador de los Juegos y es miembro honorario del COI, fue detenido este mes para ser interrogado por las autoridades brasileñas y francesas, que investigan la supuesta compra de votos. El dirigente ha negado haber incurrido en delito alguno.

La oficina de Romario dijo el martes a The Associated Press que la otrora estrella de la selección y del Barcelona quiere crear un “comité investigador preliminar” antes que termine la semana.

Hace dos años, Romario citó al presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Marco Polo del Nero, a declarar ante una comisión similar que investigaba la corrupción en el fútbol en Brasil. El campeón mundial de 1994 ha catalogado a Del Nero como un “cáncer” para el deporte, aunque el funcionario sigue al mando de la CBF.

El Comité Olímpico Internacional no ha comentado mucho sobre la situación de Nuzman, y su presidente Thomas Bach afirmó que aguardan por recibir más información de parte de las autoridades brasileñas.

Nuzman fue detenido por la policía hace dos semanas en Río. Las autoridades de Francia y Brasil dicen que es uno de los protagonistas en una trama para pagar 2 millones de dólares a Lamine Diack a cambio de influir entre los votantes africanos cuando se eligió la sede de los Juegos de 2016 en 2009.

La policía dijo que encontró 150.000 dólares en efectivo en la residencia de Nuzman, y también confiscaron tres pasaportes _ uno brasileño, uno ruso y otro diplomático.

Los abogados de Nuzman pidieron que se liberen los bienes confiscados. En un documento enviado a la AP, los abogados argumentaron que cualquier crimen cometido bajo la ley francesa no puede ser un delito en Brasil.

También catalogaron las acciones de las autoridades francesas contra Nuzman como “ilegales y abusivas”.

“Brasil no es una colonia francesa, y tiene leyes independientes diferentes a las de ese país europeo”, dijo la defensa de Nuzman en documentos enviados al tribunal en Río de Janeiro.

Muchas de las instalaciones utilizadas en los Juegos del año pasado cayeron en desuso poco después, y los proyectos de construcción de obras para la justa están relacionados con un abarcador escándalo de sobornos.