Aaron Rodgers ha sido imbatible durante una racha de siete partidos que catapultó a Green Bay en la ronda divisional de los playoffs.

El quarterback novato de Dallas, Dak Prescott, también estuvo impecable al ganar 11 partidos al hilo en la temporada regular, una racha que dejó sembrado en la banca al otrora titular Tony Romo y otorgó a los Cowboys la primera clasificación en la NFC.

El veterano Rodgers y Prescott se verán las caras el domingo, cuando los Packers (11-6) visiten a los Cowboys (13-3) por el boleto a la final de la Conferencia Nacional.

Prescott tendrá un debut de fuego en los playoffs, al igual que el otro novato de Dallas que electrizó esta temporada, el running back Ezequiel Elliott.

"Hay muchos nervios en tu primer partido en los playoffs, recuerdo haberlos sentido", dijo Rodgers, recordando un revés 51-45 ante Arizona en la ronda de wild-card hace siete años. "Creo que lancé una intercepción en mi primera jugada. Así que uno tiene que hallar la manera de tranquilizarse".

Rodgers, campeón del Super Bowl de la temporada de 2010 y elegido dos veces Jugador Más Valioso de la NFL, tiene buena memoria. Tenía razón sobre el revés en un partido de ida y vuelta, en el que pudo controlar los nervios y lanzó cuatro pases de touchdown después de la intercepción.

Prescott, quien tuvo la más baja tasa de intercepciones para un quarterback novato en la temporada regular, sabe lo importante que es poder olvidar los errores.

"Como equipo, no nos estamos presionando demasiado por estar en esta situación", afirmó. "Vamos a seguir siendo los mismos que hemos sido todo el año. Cuando llegue la hora de enfocarnos, créanme que estaremos listos".

Prescott y Elliott, líder en yardas por tierra en la NFL, tratarán de convertirse en el primer dúo novato de quaterback y running back que ganan un partido de postemporada en la era del Super Bowl.

"No considero a estos tipos como novatos", dijo el tight end Jason Witten, un veterano de 14 temporadas y que juega en los playoffs por sexta ocasión. "Han acumulado mucha experiencia. Demostraron a lo largo de 16 partidos quiénes son y cómo juegan. Creo que saben que sólo tienen que ser ellos mismos".

Este es el octavo duelo de postemporada entre dos de los equipos históricos de la NFL. El más reciente fue hace dos años, cuando Green Bay se impuso 26-21 en la ronda divisional.

Dallas ganó 30-16 en su partido por la sexta fecha de la temporada regular, en el que Elliott se convirtió en el primer running back en acumular más de 100 yardas contra los Packers esta campaña.