El Barça consumó la remontada ante el Milan en un partido que dejó muchas cosas reseñables. La memorable actuación de Messi, el gran partido de Villa, Iniesta y Mascherano, el decisivo error de Niang o la amarilla a Pedro, que se pierde la vuelta, lo más destacable del choque.

- Si hay cónclave y juega el Barça... 4-0. Dos veces había coincidido un partido del conjunto azulgrana con un cónclave para elegir Papa y en las dos ocasiones el resultado había sido 4-0. El resultado, en una sorprendente casualidad, se repitió. Las anteriores ocasiones, el 26 de octubre de 1958 ante el Real Madrid y el 14 de octubre de 1978 ante la UD Las Palmas.

Pedro se perderá el partido de ida de cuartos de final

- Messi acalla las críticas. Decían que si estaba apático o que si no era el mismo del año pasado. Marcó dos golazos con los que volvió a demostrar que es el de siempre, el mejor.

- El fallo de Niang, la clave del partido. Corría el minuto 37 de la primera parte cuando, con 1-0, un balón largo cayó en los pies de Niang, que se quedó solo ante Valdés. Su disparo se estrelló en el palo y, en la siguiente jugada, Messi marcó.

- Villa, titular y gol. Su participación está siendo escasa está temporada pero en el momento de la verdad fue titular. El 'Guaje' respondió con un buen partido y un tanto decisivo.

Pedro se pierde el primer encuentro de cuartos. Cuatro jugadores estaban apercibidos de sanción y uno de ellos, Pedro, vio una amarilla y no estará en el primer partido de los cuartos de final de la Champions. Adriano, Mascherano y Song (que no jugó), se libraron.