Los Redskins de Washington contrataron el lunes al quarterback Mark Sánchez para que funja como suplente de Colt McCoy, quien asumió la titularidad en la posición luego que una horrible lesión puso fin a la temporada de Alex Smith el domingo en la derrota ante los Texans de Houston.

McCoy, quien se hizo cargo de la ofensiva de Washington luego que Smith sufriera la rotura de tibia y peroné de la pierna derecha frente a los Texans, será el titular el jueves, cuando los Redskins visiten a los Cowboys de Dallas en un duelo del Día de Acción de Gracias que será determinante para decidir qué equipo ganará la División Este de la Conferencia Nacional. El veterano de 32 años tiene la confianza absoluta del cuerpo de entrenadores y de los jugadores para asumir la responsabilidad el resto de la temporada.

“Me siento muy cómodo con Colt y siempre me he sentido así”, dijo el entrenador en jefe, Jay Gruden. “Ha sido un lujo tenerlo como quarterback suplente y ahora es su gran oportunidad de tomar las riendas. Sé que está emocionado al respecto. Es un tipo que conoce el sistema, es un competidor, preciso con el balón, entiende a dónde ir con el balón — suponemos — pero veremos el jueves”.

Hasta el domingo, McCoy no había lanzado un pase en un partido de temporada regular desde 2015. El partido contra los Cowboys será su primero como titular desde 2014, la misma campaña en la que venció a Dallas como visitante en un lunes por la noche.

Eso fue hace décadas en tiempo de la NFL, pero hay una razón por la que McCoy ha estado en la plantilla desde que Gruden llegó a Washington. Su conocimiento de la ofensiva fue evidente incluso para los jugadores de los Texans, cuando McCoy se hizo cargo de manera eficiente en lugar de Smith.

“Ha estado aquí por años”, señaló el cornerback de los Texans, Johnathan Joseph. “Entiende bien la ofensiva. Hubo un momento donde estuvieron hablando sobre hacerlo el titular. Así que es bueno tener a dos chicos que pueden entrar. Tan pronto como entró al juego, fue como si nunca se hubieran caído de donde estaban”.

En cuanto a Sánchez, su llegada implica un cambio difícil para el equipo, pero Gruden indicó que los Redskins lo firmaron debido a su experiencia en la NFL y a su familiaridad con el coordinador ofensivo, Matt Cavanaugh, y el entrenador de quarterbacks, Kevin O’Donnell, desde su época con los Jets de Nueva York.

Sánchez recibió el respaldo por encima de Kellen Clemens, T.J. Yates, EJ Manuel y Josh Johnson, luego que los cinco hicieron pruebas el lunes en las instalaciones del equipo.

“Ha ganado algunos partidos de playoffs, tiene mucha experiencia”, comentó Gruden. “Creo que en este momento del año necesitas alguien que haya estado en algunos partidos significativos con mucha experiencia, y Mark lo ha hecho”.