Frenada su histórica racha invicta el domingo por el Sevilla, Real Madrid regresa a la cancha apenas tres días después para enfrentar el miércoles a Celta de Vigo en el inicio de su serie por los cuartos de final de la Copa del Rey.

El Sevilla se impuso 2-1 en el estadio Sánchez Pizjuán para frenar la racha de 40 partidos invicto del Madrid, un nuevo récord para el fútbol español, y de paso vengar la eliminación a manos del equipo de Zinedine Zidane en los octavos de final de la Copa.

El Sevilla también se acercó a un punto del puntero Madrid en la liga española, aunque el conjunto capitalino tiene un partido pendiente.

"Esto va a pasar y pasará. No va a cambiar nada lo que voy hacer, pero sí pido a nuestra afición que nos apoye", expresó Zidane. "Los que no son madridistas van a querer que perdamos, pero hay que estar listos y pensar que lo que estamos haciendo está bien. Hemos perdido un partido, algo ha pasado, y ahora tenemos que buscar la solución para que no vuelva a pasar".

Zidane no adelantó si alineará a Cristiano Ronaldo para recibir al Celta, aunque el portugués está en la convocatoria junto con la mayoría de los titulares habituales.

"Mañana (miércoles) verás lo que pasa. Es normal que todos opinen si es mejor que descanse o que juegue para coger ritmo", respondió a las preguntas sobre Cristiano, autor del gol ante el Sevilla.

"El otro día ante el Sevilla hubo tres o cuatro cambios. Tenemos muchos partidos y antes del próximo parón de selecciones jugamos cada tres días y necesitamos a todos. Estamos recuperando a jugadores y aún nos faltan Pepe, (Gareth) Bale, (Fabio) Coentrao", agregó.

Zidane advirtió el peligro que representa el Celta, dirigido por el argentino Eduardo Berizzo y que ha ganado sus cuatro partidos disputados este año, incluyendo la eliminatoria de octavos por la Copa ante el Valencia con un marcador global de 6-2.

"No me sorprenden los números del Celta y que haya ganado todo en 2017 porque es muy buen equipo, que pelea y juega muy bien al fútbol", indicó el técnico francés. "Tenemos que entrar como sabemos porque nos espera otro partido complicado. Es una eliminatoria y ya veremos qué pasa".

El campeón Barcelona pone en marcha su eliminatoria en el feudo de la Real Sociedad el jueves, el mismo día que Atlético de Madrid recibe al Eibar.