Un abridor del Juego de Estrellas llegó a los Rays, quizás para reducir su dependencia respecto de los relevistas. Se pactó un canje entre dos lanzadores derechos llamados Tanner y el agente Scott Boras planteó acertijos sobre Bryce Harper.

Hubo algo de misterio en las reuniones de invierno, pero ninguna gran noticia todavía.

Charlie Morton fue el nombre principal mencionado el miércoles. Se incorporó a Tampa Bay con un convenio por dos años y 30 millones de dólares, luego de lanzar con Houston la campaña anterior, en la que ostentó una foja de 15-3.

Y se pactó el primer canje de las mayores que ha involucrado a peloteros llamados Tanner. Los Nacionales de Washington enviaron a Tanner Roark rumbo a Cincinnati, a cambio de Tanner Rainey.

Roark tuvo el mayor número de derrotas en la Liga Nacional, con 15, pero sería parte de una rotación destacada que incorporó recién a Patrick Corbin y que cuenta ya con Max Scherzer y Stephen Strasburg.

“Siento que teníamos un plantel bastante bueno acá en D.C., pero ellos pensaron lo contrario, y no sé cuáles son sus planes”, dijo Roark en una conferencia telefónica.

En tanto, muchos fanáticos siguen esperando cuál será el destino de los agentes libres más cotizados, Bryce Harper y Manny Machado. Aguardan también noticias de posibles canjes en los que participen Corey Kluber y J.T. Realmuto.

Los Yanquis de Nueva York trabajaban para contratar de nuevo al zurdo J.A. Happ pero, como siempre, estaban en la búsqueda de premios mayores.

“Estamos operando a toda máquina en la Estrella de la Muerte”, dijo Brian Cashman, gerente general de los Yanquis, a menudo identificados con el Imperio del Mal de “Star Wars”.

Boras, en tanto, dijo que hay varios clubes listos para ofrecer ya una oferta por Harper.

“Bryce está abierto a muchas sedes diferentes, así que esto se relaciona en realidad con lo que muchos dueños le han dicho sobre sus compromisos y lo que quieren hacer en el largo plazo”, dijo el famoso agente.

Harper, de 26 años y residente en Las Vegas, logró la mejor cifra de remolcadas en su carrera, con 100. También la temporada pasada, conectó 34 jonrones y bateó para .249 por Washington.

“Realmente estamos en un punto en que podría haber reuniones sobre un acuerdo”, dijo Boras. “Y, de nuevo, podríamos estar en la situación en que siga habiendo más reuniones y conversaciones”.

A esas declaraciones enigmáticas, Boras añadió otra: “Cuando la enfermera llega con el termómetro, el problema no es lo que marque ese día; es la salud del paciente lo que determinará que estás listo para salir del hospital”.

La sesión termina este jueves. Aunque algunos grandes canjes se han alcanzado en las reuniones invernales _como ocurrió con Giancarlo Stanton y Chris Sale_, es más común que los equipos dejen los acuerdos para después.

Dave Dombrowski, presidente de operaciones deportivas de los Medias Rojas, quisiera que ello cambiara. Tal vez se requerirían reformas para catalizar las decisiones de los clubes.

“Cuando yo empecé... las reuniones invernales concluían y había un plazo para canjes. Uno no podía hacer un canje por un par de meses, así que todo tenía que hacerse antes de irse”, rememoró.

“Uno llegaba a un momento en que casi todos querían ser contratados antes de la Navidad. Todos querían un empleo, así que la gente firmaba. No sé de verdad qué ha ocurrido, dónde cambió todo. Simplemente no parece ser algo muy importante para la gente”, indicó. “Necesitan cambiar las reglas o algo”.