Durante semanas, nadie podía pronosticar cuándo terminaría la gira de retiro de Ray Lewis.

Desde que el linebacker de los Cuervos de Baltimore anunció el 2 de enero que su "último paseo" en la NFL sería cuando su equipo se despidiera de los playoffs, existía la posibilidad que cada partido fuese su último.

Se despedirá en Nueva Orleans ante San Francisco Ahora, después de triunfos en Baltimore, Denver y Nueva Inglaterra, ya no cabe duda: gane o pierda, Lewis jugará por última vez la próxima semana en el Super Bowl en Nueva Orleans.

El jugador de 37 años insiste que su retiro inminente no lo distrae de la meta de ayudar a los Ravens en el duelo del 3 de febrero contra los 49ers de San Francisco.

"Honestamente, no he pensado en nada que no sea en analizar el libro de jugadas y estudiar a San Francisco", expresó.