Se acabó la racha de jonrones de Matt Carpenter. Así de bien anduvo José Quintana.

Quintana cubrió siete innings con efectividad, evitando que Carpenter la sacara del parque, y los Cachorros de Chicago derrotaron el domingo 7-2 a los Cardenales de San Luis.

“Estuvo más fino en todo”, dijo el manager Joe Maddon sobre el zurdo colombiano. “Necesitamos que lance en la parte final de los juegos. Y lo hizo”.

Quintana (9-6) toleró dos carreras y seis hits, con seis ponches y cuatro boletos en su primera apertura desde el 10 de julio. Igualó el tope de su carrera al acumular 121 lanzamientos tras un prolongado descanso para trabajar con el coach de pitcheo Jim Hickey en su cambio y superar una fatiga en el hombro.

“Trabajamos en eso (el cambio) en las últimas aperturas y en las últimas sesiones de bullpen”, dijo Quintana. “Fue cosa de tener la confianza de tirarlo, no tanto el agarre. Pero fue algo que sentí pude usar en ciertos momentos”.

Kyle Schwarber rompió el empate con un jonrón solitario ante Mike Mayers (2-1) con dos outs en el sexto y los Cachorros se despegaron con tres carreras en el octavo.

Los punteros de la División Central de la Liga Nacional ganaron tres de cinco ante los Cardenales en la serie tras la pausa por el Juego de Estrellas y sacaron una ventaja de tres juegos y medio sobre su escolta Milwaukee.

La racha de Carpenter con jonrones fue frenada en seis partidos, un récord para una temporada con San Luis.

Por los Cardenales, el puertorriqueño Yadier Molina de 5-2. El dominicano Marcell Ozuna de 4-0; y Yairo Muñoz de 3-2, una impulsada. El venezolano José Martínez de 3-0.

Por los Cachorros, el venezolano Willson Contreras de 4-2, una anotada y una remolcada. El puertorriqueño Javier Báez de 5-1.