Gracias a los goles del delantero chileno Felipe Mora y Pablo Barrera en la primera mitad, Pumas inició con el pie derecho su participación en el torneo Apertura mexicano al vencer el viernes 2-0 al local Veracruz.

Mora, quien fichó con el club universitario tras un año con Cruz Azul, remeció primero las redes a los 37 minutos con un remate de cabeza. Barrera convirtió de penal a los 45.

Pumas, que viene de una temporada en la que fue eliminado en cuartos de final, apostó por Mora y otra media docena de jugadores como refuerzos para tratar de ganar su octavo título de liga y primero desde que se coronó en el Clausura 2011.

Veracruz, que el torneo pasado eludió por poco el descenso, fue ligeramente mejor en el arranque del encuentro y generó peligro a los 13 minutos, cuando Carlos Esquivel conectó un disparo que se fue por encima del arco.

Después de eso, Pumas tomó la manija del encuentro y fue peligroso a los 23, cuando el argentino Ignacio Malcorra conectó un potente disparo que fue desviado con apuros por el arquero Melitón Hernández.

Los universitarios volvieron a tocar a la puerta seis minutos después, cuando el paraguayo Carlos González realizó un disparo de larga distancia que se estrelló en el travesaño a los 29.

El premio a la insistencia visitante llegó en una jugada de tiro de esquina en la que Mora aprovechó un descuido de la zaga veracruzana y conectó un remate de cabeza que incrustó la pelota pegada a la base del poste izquierdo.

Poco antes del descanso, el zaguero argentino Guido Milán derribó a González dentro del área para un penal que Barrera convirtió con un tiro por el centro del arco de Hernández, quien se venció a su costado derecho.

Antes del encuentro, aficionados de ambos clubes se enfrentaron en las afueras del estadio Luis “Pirata” Fuente.

De acuerdo con la Federación Mexicana de Fútbol, la policía detuvo a 32 personas que serán sometidas a un procedimiento penal.

En otro resultado del viernes, el portero brasileño Tiago Volpi detuvo un penal en los minutos finales y Querétaro rescató un empate 0-0 ante el Atlas.

Volpi se recostó sobre su costado derecho y le detuvo un penal a Juan Pablo Vigón a los 83 minutos para darle la igualdad a los Gallos Blancos.