Los jugadores de los Dolphins de Miami que protesten en la cancha durante la ejecución del himno nacional de Estados Unidos podrían ser suspendidos hasta cuatro partidos de acuerdo con una política del equipo implantada esta semana.

La sección “Conducta Correcta del Himno” es una sola frase en un documento disciplinario de nueve páginas facilitado a The Associated Press por una persona allegada a la normativa y que solicitó el anonimato porque el texto no estaba dado a conocer. En el documento se clasifican las protestas durante la ejecución del himno en una larga lista de “conductas perjudiciales para el equipo”, las cuales podrían quedar sujetas a suspensiones con goce o sin goce de sueldo, o ambas a la vez.

Rashad Robinson, director ejecutivo de Color of Change, organización en internet de derechos civiles que ha apoyado los boicots contra la NFL, señaló que los Dolphins ha equiparado las protestas contra el himno nacional con dar positivo por uso de sustancias prohibidas o cargos de violencia de pareja.

La confirmación de consumo de una sustancia prohibida conlleva una posible suspensión de cuatro partidos, y los cargos de violencia de pareja, seis, e incluso un veto de por vida en caso de reincidencia.

Los Dolphins adoptaron la política sobre el himno después de que la NFL decidió en mayo que los equipos serían multados si los jugadores no permanecían de pie durante la ejecución del himno “The Star-Spangled Banner” en el campo. La liga dejó que los equipos decidan cómo sancionarán a los jugadores. Los conjuntos no han difundido ninguna de sus políticas al respecto.

La normativa de la NFL prohíbe a los jugadores sentarse o hincarse cuando estén en la cancha o las líneas laterales durante la ejecución del himno estadounidense, pero les permite permanecer en el vestuario si lo desean. El sindicato de jugadores ha impugnado las nuevas reglas de la liga.

La NFL declinó hacer declaraciones y los representantes de los equipos tampoco hicieron comentarios de momento.

“Los jugadores que estén en la cancha durante la ejecución del himno deben permanecer de pie y mostrar respeto por la bandera y el himno”, estadounidenses, se dice en el 16to y último punto de la lista de conductas consideradas perjudiciales, antecedidas de andar en motocicleta durante la temporada y denigrar a compañeros jugadores, entrenadores o autoridades, entre ellas el comisionado de la NFL, Roger Goodell.

La Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA por sus siglas en inglés) dijo a principios de mes que la política de la NFL, que la liga impuso sin consultarla con el sindicato de jugadores, contraviene el convenio colectivo vigente e infringe los derechos de los jugadores. Un árbitro independiente abordará la inconformidad del sindicato, dijo un portavoz de la NFLPA.

Cuando la liga anunció la política, Goodell la describió como un compromiso dirigido a devolver la atención al fútbol después de un año agitado en el que las audiencias televisivas se habían desplomado casi 10%.

Cuando presentó su inconformidad, el sindicato dijo haber propuesto que su comité ejecutivo dialogara con la NFL en lugar de irse a pleito. Según el sindicato, la NFL había aceptado las conversaciones.

___

El periodista de The Associated Press, Steven Wine, en Miami, contribuyó a este despacho.