Will Power obtuvo el sábado la primera posición de largada para la carrera en St. Petersburg, que inaugurará la temporada en la serie IndyCar.

El piloto australiano demostró que sigue siendo el mejor en este circuito callejero, donde se disputa la competición. En ocho años, ha conseguido la pole siete veces, incluida una el año anterior, cuando sin embargo no pudo participar en la carrera, tras experimentar síntomas que hicieron temer una conmoción cerebral.

Al final, resultó que Power sufría una infección en un oído.

El haberse perdido la primera carrera le privó de oportunidades para coronarse en la temporada. Finalizó segundo, detrás de Simon Pagenaud, su compañero en Team Penske.

Scott Dixon largará segundo en el nuevo Honda con el que compite este año la escudería Chip Ganassi. En el tercer puesto arrancará James Hinchcliffe.

El nuevo piloto de Penske, Josef Newgarden se clasificó en el cuarto puesto, seguido por Takuma Sato y el brasileño Tony Kanaan.

El colombiano Carlos Muñoz se ubicó en el undécimo lugar de la parrilla.