Kristaps Porzingis sumó 37 puntos y 11 rebotes, Michael Beasley realizó las jugadas cruciales en la prórroga, y los Knicks de Nueva York superaron el martes 113-109 a los Lakers de los Ángeles.

Beasley totalizó 13 puntos, incluidos dos mediante un tiro con el cual rompió el empate en el tiempo extra, durante el que entregó también una asistencia por los Knicks, que volvieron a rebasar la marca de .500, con 14-13.

Trece victorias de Nueva York han llegado en el Madison Square Garden.

Kentavious Caldwell-Pope sumó 24 unidades por los Lakers, que han ganado dos encuentros consecutivos durante su presente gira. El novato Kyle Kuzma agregó 19 tantos como suplente.

Lonzo Ball terminó con 17 puntos, ocho rebotes y seis asistencias. Lució espectacular en un tramo del tercer periodo, a tal grado que su padre LaVar se levantó de su asiento junto a la cancha y festejó ruidosamente, junto a sus otros hijos, LiAngelo y LaMelo, quienes jugarán próximamente en Lituania.

Pero después de ese periodo, Lonzo tuvo una actuación discreta, salvo por dos tiros libres en el comienzo del alargue.