Popovich, en negociación de nuevo contrato con Spurs

Los Spurs protagonizaron una temporada extraña y errática, llena de lesiones. No faltaron los conflictos ni el dramatismo, antes de que el equipo quedara eliminado por segundo año consecutivo en la...

Los Spurs protagonizaron una temporada extraña y errática, llena de lesiones. No faltaron los conflictos ni el dramatismo, antes de que el equipo quedara eliminado por segundo año consecutivo en la ronda inicial de los playoffs.

Pero Gregg Popovich disfrutó tanto que ha decidido volver para una 24ta campaña como entrenador de San Antonio.

Popovich, quien suele ser sumamente reservado en estos temas, reveló el lunes que negocia un nuevo contrato con los Spurs, luego que el actual expiró junto con la conclusión de la temporada para el equipo.

Había algo de incertidumbre sobre el regreso de Popovich, pero el reputado estratega de 70 años ha acallado los rumores. Para ello, decidió intercalar un par de bromas en sus comentarios a la prensa.

“Estoy actualmente en negociaciones, y bien podría terminar con los Flyers de Portofino o con los Pirates de Positano”, comentó. “Hay como un tercio de probabilidades para Positano, un tercio para Portofino y un tercio para San Antonio. Así que veremos dónde acabo”.

La realidad es que hay pocas posibilidades de que Popovich termine en una ciudad italiana y muchas de que siga en San Antonio, donde ha tenido un éxito sin precedente. Su deseo de regresar fue evidente durante una conferencia de prensa de 18 minutos, la cual marcó el final de una campaña que concluyó con la derrota frente a los Nuggets de Denver en el séptimo partido de la serie de la ronda inicial de los playoffs.

Popovich acumula 1.245 triunfos, la tercera mayor cifra en la historia de la NBA, sólo detrás de Don Nelson y Lenny Wilkens, y es uno de cinco estrategas con cinco campeonatos de la liga. Dirigirá a la selección estadounidense durante el Mundial de la FIBA que se disputará a mediados de este año en China.

Será también seleccionador de Estados Unidos durante los Juegos Olímpicos del año próximo en Tokio. La selección no consigue todavía su clasificación pero nadie duda que lo hará.

Los Spurs han llegado a los playoffs en las últimas 22 temporadas, una racha que ha igualado la más larga en la historia de la NBA.

Pero pocos pensaban que esa seguidilla continuaría esta campaña, ante toda la turbulencia que rodeó al equipo.

Hace un año, Kawhi Leonard jugó apenas nueve partidos, mientras se recuperaba de una lesión en el muslo derecho. Según algunos reportes, el astro estaba descontento por la forma en que se manejó su rehabilitación, y acabó exigiendo su salida del equipo durante el receso entre temporadas.

Fue enviado a Toronto, junto con Danny Green, en un canje por DeMar DeRozan y Jakob Poeltl.

Los Spurs perdieron también al argentino Manu Ginóbili, quien se retiró. El francés Tony Parker se marchó como agente libre junto con otro veterano, Kyle Anderson.

“Para ser sincero, no sabía que esperar”, reconoció Popovich. “No sabía cómo respondería este grupo a ese tipo de adversidad, pero todos nos demostraron mucho para continuar con el programa y trataron de hacer lo que queríamos que hicieran. Eso me pareció impresionante”.

San Antonio tuvo a ocho jugadores nuevos en su nómina esta campaña, la mayor cantidad en la gestión de Popovich. Y en eso radica una de las principales satisfacciones del experimentado entrenador.

“Fue tal vez una de las temporadas que más he disfrutado, porque uno puede ver cómo la gente se desarrolla”, afirmó.

Por si los retos no eran suficientes, los Spurs perdieron desde la pretemporada y por toda la campaña al armador titular Dejounte Murray, por una lesión de rodilla. Su reemplazo, Derrick White, se ausentó durante el primer mes, por un problema en la misma articulación.

En un tramo de cuatro partidos, los Spurs perdieron tres por una diferencia de más de 25 puntos. Ello no les había ocurrido jamás con Popovich. Durante los primeros 1.758 partidos del técnico en la temporada regular, los Spurs habían perdido sólo cinco veces en total por más de 30 puntos.

Desde luego, ganaron cinco encuentros consecutivos por más de 25 puntos, algo que tampoco había pasado con Popovich, y terminaron en el séptimo puesto de la Conferencia del Oeste.

DeRozan y el veterano LaMarcus Aldridge guiaron a un grupo de jugadores jóvenes.

“Pienso que, cuando todos reflexionamos sobre la temporada, nos damos cuenta de que ellos lograron mucho más de lo que mucha gente creía que era posible”, destacó Popovich.

San Antonio se coló en la postemporada y avanzó en el crecimiento de jugadores jóvenes, como White, Poeltl y Bryn Forbes. Simultáneamente, continuó la preparación de los novatos Lonnie Walker IV, Chimezie Metu y Drew Eubanks en la Liga G.

“Es el comienzo de una nueva cultura para un nuevo grupo”, afirmó Popovich. “Así que tendremos algo de conocimiento corporativo de cara a la próxima campaña y creo que todos lo demostrarán”.