Poco positivo para Italia tras eliminación del Mundial

En 180 minutos de fútbol, Italia mostró exactamente por qué no va a la Copa del Mundo.La selección nacional estuvo mal en la derrota por 2-0 ante Argentina el viernes y necesitó un penal para salvar...

En 180 minutos de fútbol, Italia mostró exactamente por qué no va a la Copa del Mundo.

La selección nacional estuvo mal en la derrota por 2-0 ante Argentina el viernes y necesitó un penal para salvar un empate 1-1 contra Inglaterra el martes.

Italia no se clasificó para la Copa del Mundo por primera vez desde 1958 y se esperaban cambios en el equipo. Pero aunque el técnico interino Luigi Di Bagio hizo debutar a los jóvenes Federico Chiesa y Patrick Cutrone, gran parte del equipo para su primer partido al mando consistió de veteranos de la fallida campaña de las eliminatorias europeas.

Chiesa fue uno de los pocos que sacaron notas positivas por Italia, que sobre el final evitó irse sin marcar goles por cuarto partido en fila por primera vez en los 108 años de historia de la selección.

El atacante de la Fiorentina entró a los 55 minutos e impresionó por la banda izquierda. Fue además el jugador al que le cometieron la falta que derivó en el penal que Lorenzo Insigne concretó para la igualdad en el estadio Wembley.

"Merecimos el empate”, dijo Chiesa, “y es importante para nuestra moral”.

Chiesa, que cumplió 20 años en octubre, y el adolescente arquero Gianluigi Donnarumma fueron los jugadores más jóvenes en la cancha y el dúo que pudiera formar la columna vertebral de los Azzurri en los próximos años.

"Estoy muy feliz porque tras hacer mui debut jugué otro partido con la selección nacional”, dijo Chiesa. “Siempre soñé con debutar con Italia, pero también con seguir jugando los partidos siguientes”.

Otro punto positivo para Italia fue que los jugadores parecieron haber encontrado el espíritu de equipo _ que se había desvanecido en los dos partidos eliminatorios contra Suecia y varios duelos durante el término del ciclo del técnico Gian Piero Ventura.

"Estoy contento porque no mostramos miedo delante de 80.000 personas, en un estadio importante como Wembley”, dijo Di Baggio. “Independientemente del resultado, que es positivo, yo hubiera estado satisfecho de todas formas con la actuación”.

"Lo más importante es el crecimiento de estos jugadores. Estos jugadores tienen carácter, se los puedo garantizar. Incluso cuando estábamos perdiendo no dejaron de buscar el empate y entonces trataron de ganar. Ciertamente dimos un paso adelante”.

Los próximos partidos de Italia serán contra Francia el 1 de junio y Holanda tres días más tarde, cuando Italia deberá tener un técnico permanente. El anuncio está planeado para mayo.

Carlo Ancelotti, Antonio Conte y Roberto Mancini son los principales candidatos.