En una banca del estadio Etihad estará un técnico cuyo equipo ha ganado seis partidos consecutivos, y marcha segundo en la liga Premier. En la otra, un entrenador que acaba de sufrir la peor derrota de su carrera y en quinto puesto.

Al inicio de la campaña de la liga Premier, pocos habrían pronosticado que el técnico de Tottenham Mauricio Pochettino le llevaría la ventaja a su contraparte de Manchester City Pep Guardiola.

Pero la tabla de la liga ha desafiado las expectativas en la segunda mitad de la temporada. El City recibe el sábado a un Tottenham que lo aventaja por tres puntos, y cada vez más lejos del líder Chelsea, que lo supera por 10 unidades.

Tras descartar a su equipo de la pelea por el título, Guardiola está ahora batallando apenas para asegurarse un puesto entre los cuatro primeros y con ello el pase a la Liga de Campeones, en momentos en que sufre una difícil primera temporada en el fútbol inglés.

Fue contra Tottenham a inicios de octubre cuando Guardiola experimentó su primer fracaso con el City, cuando el equipo de Pochettino frenó el arranque perfecto del ex técnico de Barcelona y Bayern Munich. El fin de semana pasado, Guardiola sufrió un humillante revés 4-0 ante Everton.

¿Ha perdido Guardiola su magia?

"El técnico tiene que adaptarse a los jugadores, los jugadores tienen que adaptarse el técnico", dijo Eric Abidal, que jugó bajo Guardiola en Barcelona, en comentarios a The Associated Press el jueves. "Tácticamente, la metodología de Pep Guardiola es metodología de Barcelona, él necesita tiempo. Van a ganar trofeos".

"Yo hablé con algunos jugadores (del City), tácticamente están aprendiendo mucho", dijo Abidal en un evento el jueves en Singapur. "Pero cuando tienen un buen técnico y buenos jugadores, muchos equipos quieren vencerte. Así que no es tan fácil, cada fin de semana, y sabemos de la intensidad del fútbol inglés".

City consiguió seis victorias en fila en la liga antes de caer 2-0 en el feudo de Tottenham el 2 de octubre. Desde entonces, ha dejado sobre la mesa 18 puntos, con apenas siete victorias en 14 partidos, un tramo en el que han sido expuestos los problemas de la zaga y del arquero Claudio Bravo.

Las opciones ofensivas del equipo se han visto reforzadas ahora con la llegada del brasileño Gabriel Jesús del Palmeiras.

"Gabriel es un jugador técnicamente talentoso que era deseado por algunos de los clubes más importantes en Europa, y estamos contentos porque se inclinó por nosotros", dijo el director de fútbol del City, Txiki Begiristain. "Tiene el potencial para convertirse en uno de los mejores atacantes en el mundo".

Y para Gabriel Jesús, de 19 años, la presencia de Guardiola tuvo un papel fundamental en su decisión.

"Él fue el único técnico que me llamó, así que me sentí muy complacido", dijo. "Algo que he notado es que, al igual que yo, está loco por el fútbol. Vive el fútbol 24 horas al día. Yo soy así también".

"Cuando no estoy jugando, estoy mirando, o jugando un juego de video, haciendo algo relacionado con el fútbol. Eso es muy importante, que soy igual que él, y espero aprender".

Tottenham se alejaría a seis puntos del City si vence de nuevo a Guardiola.

Y para Pochettino no se trata solamente de asegurarse por segundo año consecutivo el pase a la Liga de Campeones, sino de darle al club del norte de Londres su primer cetro de la liga desde 1961.

"Tenemos que mostrar que somos contendientes reales para el título de la Liga Premier, ése es el verdadero reto", dijo Pochettino. "Es más importante poder mostrarnos que vencer a Manchester City".

"Tenemos que convencernos que somos capaces de lidiar con esa presión y tratar de ganar partidos para lograr cosas grandes".

Tottenham recibió más noticias positivas sobre la lesión del zaguero Jan Vertonghen. Luego de temores iniciales de que estaría fuera por tres meses, Tottenham le espera ahora en seis semanas.