El entrenador de los Warriors, Steve Kerr, se refirió a la estrella de los Pelicans, Anthony Davis, como “uno de los mejores jugadores que hay en el planeta”.

Eso significa que la defensa de Golden State enfrentará un reto muy distinto a lo que San Antonio presentó en la primera ronda de los playoffs de la NBA cuando Nueva Orleans los visite para el primer partido de su serie semifinal de la Conferencia del Oeste la noche del sábado en la casa de los campeones de la NBA.

La causa será el ritmo, los creadores de jugadas y, desde luego, la carga que representa Davis, quien en esta postemporada promedia 33 puntos, 12 rebotes y 2.8 tapones por encuentro.

Nueva Orleans llegó a este punto en la campaña a pesar de haber perdido tres meses atrás a su centro estelar, DeMarcus Cousins, por una ruptura del tendón de Aquiles que lo marginaría el resto de la temporada. Pero fue en ese momento cuando Davis cree que los Pelicans se crecieron.

“Fue muy duro. Todavía seguíamos aprendiendo cuando él estaba aquí”, comentó Davis. “Todavía estábamos en las primeras etapas de tratar de descifrar cómo cerrar los partidos, cómo jugar juntos, las asignaturas defensivas. Y empezamos a hacerlo antes de que se lastimara. Luego nos caímos y tuvimos que cambiar todo de nuevo”.

Y los Warriors saben de qué estaba hablando Davis. Hubo un lapso el mes pasado en el que las cuatro estrellas del equipo estuvieron fuera y Golden State perdió siete de 10 juegos. Ahora, incluso podrían tener un gran refuerzo, Stephen Curry, dos veces Más Valioso y mencionado como ‘cuestionable’ para el primer duelo de la serie, mientras se recupera de una lesión en la rodilla izquierda que lo afecta desde el 23 de marzo.

“Será una serie totalmente diferente a la que recién enfrentamos”, comentó Kerr, aludiendo a la confrontación contra San Antonio que liquidaron en cinco partidos. “Será mucho de ritmo. A ellos les gusta salir y correr, cuando los Spurs son más un equipo de media cancha, así que será un ajuste, uno grande. Y desde luego, Davis es uno de los mejores jugadores del planeta”.

Los Warriors suman 12 partidos seguidos de postemporada ganando en Oracle Arena. Golden State ha ganado 24 de los últimos 26 encuentros en contra de los Pelicans, incluyendo los playoffs. En casa, ha derrotado a Nueva Orleáns en 12 de 13 compromisos, desde la temporada 2012-2013.