Las autoridades españolas han detenido a cuatro personas en una operación contra una organización criminal, principalmente de origen colombiano, dedicada al blanqueo de dinero mediante la celebración de eventos musicales y deportivos en España, Sudamérica y Estados Unidos. Los investigadores han descartado la participación de Jorge Messi, el padre de Lionel Messi, aunque han investigado la organización de partidos organizados con el reclamo "Amigos de Messi".

El diario español El Mundo había informado que el tío del astro del futbol era uno de los investigados por las fuerzas de seguridad españolas, información que la Guardia Civil no ha confirmado.

Durante la operación se ha procedido a la detención de cuatro personas y a la imputación de delitos a otras doce, siendo cuatro de ellas empresas, según ha informado el Instituto Armado por medio de un comunicado. La investigación de la Guardia Civil, que fue iniciada en abril de 2012, ha contado con la colaboración de las Autoridades colombianas y de la DEA norteamericana.

Dinero del narco

Por estos hechos, el Juzgado de Instrucción nº 51 de Madrid abrió Diligencias Previas, dando inicio a la operación con el objeto de poder determinar  como en España se estaban organizando giras de conciertos al objeto de utilizar su flujo económico como mecanismo para blanquear dinero procedente del narcotráfico.

Durante la investigación se llegó a la conclusión de que una empresa colombiana, dedicada a la organización de eventos, estaría detrás de la organización en España en varios conciertos en las ciudades de Madrid, Barcelona y Murcia. La citada sociedad colombiana contaría en España con infraestructura necesaria para la realización de los conciertos, disponiendo de personas vinculadas a la promoción de espectáculos musicales y algún empleado de la banca.

Entre esos actos destacan partidos benéficos protagonizados por Leo Messi y otros jugadores del FC Barcelona, pero desde el Instituto Armado han informado de que no se investiga la participación del astro argentino, ni de su padre Jorge Messi ni de ningún otro jugador del equipo azulgrana en la trama, como se había informado a primera hora, según informaciones aparecidas en el diario El Mundo.

La investigación se abrió hace unas semanas a instancias de la UCO de la Guardia Civil  La operación contra esta red de narcotráfico afincada en Colombia se ha saldado con varias detenciones en ese país sudamericano y en España. Según la Guardia Civil, la Unidad Central Operativa (UCO) del Instituto Armado que ha dirigido las pesquisas preguntó a varios jugadores del Barça como Dani AlvesPinto y Mascherano y sus representantes, entre ellos al padre de Messi, pero únicamente para conocer la organización de estos eventos. No se sospecha de que ninguno de ellos tuviese conocimiento o participara de estas actividades ilícitas.

Los futbolistas consultados por la Guardia Civil indicaron no tener conocimiento de que la empresa organizadora estaba relacionada con el narcotráfico y han sostenido que prestaron su imagen para esos partidos como hacen con otras causas benéficas para las que son reclamados.

Por tanto, en algunos de esos partidos, conocidos como "Amigos de Messi" y con objetivos benéficos para recaudar fondos para niños desfavorecidos, han participado jugadores del Barcelona, pero en ningún caso están relacionados ni tenían conocimiento alguno de la actividad delictiva de la empresa.

Tampoco los representantes de Messi, incluido su padre, tienen relación alguna con esas actividades y simplemente contactaron alguna vez con esa empresa como organizadora de esos eventos deportivo-benéficos.

El juez de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López Palop, ha abierto diligencias de investigación por un delito de blanqueo de capitales relacionado con una red de narcotráfico, han informado fuentes jurídicas.

La investigación se abrió hace unas semanas a instancias de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO). Las mismas fuentes han destacado que por ahora ningún imputado o testigo ha sido puestos a disposición judicial. Las diligencias, abiertas para dar cobertura legal a las actuaciones de la Guardia Civil han sido declaradas secretas.

Entradas 'fila 0'

La Guardia Civil sospecha que supuestos actos benéficos, como los eventos deportivos bajo la denominación "Amigos de Messi" o conciertos de estrellas internacionales, podrían ser utilizados por el mundo del narcotráfico para blanquear el dinero procedente de la venta de droga, según informaba El Mundo.

Según sospecha la Benemérita, se jugaba con el número de entradas de la Fila 0 que se vendían (entradas que famosos y personalidades compran como gesto de apoyo al acto benéfico, pero sin intención de acudir) para blanquear el dinero, ya que al no ser presenciales es difícil saber cuántas entradas realmente se vendieron.

Problemas con Hacienda

El pasado junio Leo Messi y su padre eran acusados de haber defraudado más de cuatro millones de euros a la Agencia Tributaria de 2006 a 2009. El caso acabó con el pago de los cinco millones de euros que padre e hijo adeudaban a Hacienda, por lo que han evitaron con ese "pago reparatorio" que la juez les impusiera una fianza para garantizar su eventual responsabilidad civil.

En total fueron 5.016.542,27 euros "en cumplimiento de las obligaciones tributarias en el modo, forma y cuantía que la Agencia Tributaria ha estimado adecuado a derecho" y  "concepto de cuota e intereses" por el dinero defraudado.

La Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona, que fue la que presentó la querella contra Messi y su padre, estimó entonces que el futbolista simuló la cesión de sus derechos de imagen a sociedades instrumentales radicadas en paraísos fiscales, como Belice y Uruguay, a la par que habría firmado contratos de licencia, agencia o prestación de servicios entre estas y otras compañías instrumentales domiciliadas en jurisdicciones de conveniencia, como el Reino Unido y Suiza.

Según el diario español, las averiguaciones de la UCO se basan en el posible supuesto de que los partidos amistosos con fines benéficos de 'Los amigos de Messi' se utilizaran para blanquear dinero de la droga a través de las aportaciones de dichos eventos.

La venta de boletos de Fila Cero tendrían relación con el ilícito El papel del padre del jugador sería el de contacto de las bandas de la droga, un papel fundamental para el asunto y por el que Jorge Messi cobraría una comisión de entre el 10 % y el 20 % del dinero blanqueado para que jugaran su hijo y otras estrellas.

Varios futbolistas del Barcelona, como el propio Leo Messi, Dani Alves, Pinto y Mascherano habrían prestado declaración en el juzgado que lleva la instrucción del caso, y han dejado claro que parecen no saber nada del asunto y alegaron que sólo participaron en los eventos benéficos que les ofrecieron.

Aún no hay cifras concretas, pero se habla de un manejo de millones de euros.

El sistema utilizado podría consistir en falsear la venta de entradas de la denomina Fila Cero, es decir, de boletos que se venden para gente que no va a asistir al evento, porque al tener un fin benéfico prefiere sólo comprar la entrada para colaborar con la causa y quedarse en casa.

Según el reportaje, como es complicado comprobar si en un evento se han vendido 1.000 o 50.000 entradas de la Fila Cero, los organizadores pueden asegurar que han colocado cualquier cifra. Eso proporciona una situación ideal a los narcos, pues son eventos multitudinarios, en principio fuera de sospecha por su carácter altruista, y en cada uno se pueden lavar varios millones.