Manchester City brindó otra exhibición aplastante frente a uno de los supuestos candidatos al título y prácticamente sentenció la lucha por el campeonato de la liga Premier cuando la temporada ni siquiera ha llegado a su punto medio.

Raheem Sterling hizo un doblete, Kevin De Bruyne anotó otro gol, además de volver loca a la zaga rival, y el City arrolló por 4-1 a Tottenham para alejarse a 14 puntos en la cima del campeonato inglés después de 18 fechas, una ventaja casi imposible de remontar para sus perseguidores a menos que el conjunto dirigido por Pep Guardiola sufra un colapso monumental en la segunda mitad de la campaña.

“Sólo puedo agradecer a todos mis jugadores, y especialmente a Kevin, por el hecho de figurar entre los más talentosos. Si uno lo ve, él corre ahora con el balón”, manifestó Guardiola. “Él es un buen ejemplo para los jugadores jóvenes”.

El escolta inmediato Manchester United puede recortar tres puntos cuando enfrente el domingo a West Brom. El campeón Chelsea ocupa el tercer puesto, también a 14 unidades, luego de su victoria el sábado por 1-0 sobre Southampton, mientras que Arsenal conservó el cuarto lugar al vencer por el mismo marcador a Newcastle.

El City ahora suma 16 victorias consecutivas en la Premier, extendiendo su propio récord para el fútbol inglés.

Tottenham, en algún momento considerado como un candidato serio al título, cayó al séptimo puesto, fuera de los cuatro primeros que clasifican a la próxima Liga de Campeones.

Ilkay Gundogan abrió el marcador por el City con un cabezazo en el primer tiempo, De Bruyne aumentó la ventaja, y Sterling metió los dos últimos goles.

“Todos los jugadores que ingresan, incluso Ilkay, quien no ha jugado mucho, están haciendo un trabajo increíble”, opinó De Bruyne. “Tuvimos un partido asombroso”.

Christian Eriksen maquilló el resultado con un tanto en los descuentos.

“Ganó el mejor equipo”, resumió el técnico argentino de Tottenham, Mauricio Pochettino. “Si uno da tantos espacios, un equipo como éste tiene una calidad increíble en la contra”.

El gol de la jornada llegó en el triunfo del Arsenal, por cuenta de Mesut Ozil, quien recordó a su equipo lo que perdería si lo transfiere al final de la campaña.

A los 23 minutos, el alemán prendió un tiro de volea, apenas dentro del área, para coronar una acción perfectamente ejecutada por el club del norte de Londres ante un Newcastle amenazado por el descenso.

“Es importante para él que corre el riesgo de hacer lo que hizo”, valoró el técnico Arsene Wenger.

En otros resultados, Crystal Palace superó 3-0 a Leicester, Huddersfield venció 4-1 a Watford, West Ham goleó 3-0 a Stoke y Burnley igualó sin goles ante Brighton.