Osweiler, con Miami, enfrenta a Texans, que lo dejaron ir

Cuando los Texans reciban el jueves a los Dolphins de Miami habrá un duelo entre el quarterback del futuro de Houston, Deshaun Watson, y uno de muchos que fracasaron en el pasado con el equipo, Brock...

Cuando los Texans reciban el jueves a los Dolphins de Miami habrá un duelo entre el quarterback del futuro de Houston, Deshaun Watson, y uno de muchos que fracasaron en el pasado con el equipo, Brock Osweiler.

Será el tercer partido como titular para Osweiler en lugar de Ryan Tannehill, descartado por una lesión en el hombro.

Watson está saludable después de lidiar con lesiones en un pulmón y las costillas y ayudar al equipo a conseguir su cuarta victoria consecutiva la semana pasada, luego de un inicio de 0-3, que dejó a los Texans en el primer lugar de la División Sur de la Conferencia Americana.

Los Texans transaron para subir en el orden del draft y conseguir a Watson con la 12ma selección global en 2017, para que se hiciera cargo de la posición luego de cambiar a Osweiler a Cleveland luego de sólo una decepcionante campaña al ficharle por 72 millones de dólares. Osweiler pasó la temporada anterior con los Broncos antes de unirse a los Dolphins este año.

Se suponía que Osweiler sería la respuesta a los prolongados problemas de Houston para hacerse de un quarterback, pero en cambio terminó por ser la peor firma en la historia de la franquicia en la agencia libre. Fue enviado a la banca en diciembre en su primera y única temporada con los Texans, cuando lanzó tres intercepciones antes del medio tiempo de un partido contra los Jaguars. Tom Savage inició los siguientes dos juegos, pero sufrió una conmoción al inicio del segundo y los Texans tuvieron que recurrir a Osweiler otra vez.

Jugó bien para ayudar a Houston a ganar el duelo de comodines a Oakland, pero sus tres intercepciones condenaron a los Texans en su derrota 34-16 ante Nueva Inglaterra en la siguiente ronda y fue cambiado un par de meses después.

Osweiler, con foja de 1-1 como titular esta temporada, sabe que todos estarán hablando de su tiempo en Houston esta semana, pero insiste que no le preocupa.

“Habrá mucho ruido exterior tratando de hacer la situación más grande de lo que en realidad es; pero al final del día ... mi única temporada en Houston, la considero una temporada exitosa”, señaló. “Ganamos nuestra división y ganamos un juego de playoffs”.

Osweiler dijo que desde que fue cambiado no ha hablado con el entrenador de Houston Bill O’Brien pero asegura que tiene un “gran respeto” por él y los Texans.

“No hay rencores”, declaró Osweiler. “No hay mala voluntad ... Sólo (estoy) enfocado en jugar un buen partido y hacer lo que necesite de mí este equipo para ayudarle a obtener la victoria”.