Antes de que Roberto Osuna suba al montículo como el nuevo cerrador de Houston, los Astros quieren que el lanzador mexicano ingrese en el clubhouse y explique sus circunstancias.

Los Astros se deshicieron de un cerrador que tenía problemas en la lomita. A cambio, obtuvieron a otro metido en dificultades fuera del terreno.

Houston, monarca de la última Serie Mundial, cedió el lunes a Ken Giles a los Azulejos de Toronto, junto con un par de prospectos del montículo, a cambio de Osuna.

Los lanzadores entregados por Houston en la operación son los derechos dominicanos David Paulino y Héctor Pérez. El trueque se anunció horas antes de que venciera el plazo para realizar estas transacciones.

Osuna, de 23 años, es elegible para lanzar en las mayores a partir del domingo, cuando purgue la suspensión de 75 encuentros que se le impuso bajo las políticas de las Grandes Ligas sobre violencia doméstica. El “Cañoncito” ha cumplido seis apariciones de un inning, sin aceptar anotación en las ligas menores desde el 14 de julio.

Sus últimas tres actuaciones fueron en la categoría Triple A.

El derecho del estado de Sinaloa no lanza en las mayores desde el 6 de mayo, dos días después de que se le otorgó un permiso administrativo de ausencia, tras ser acusado de un cargo de la agresión en Toronto. El asunto legal sigue pendiente.

“Es una situación difícil. Pienso que lo que debemos recordar aquí es que los detalles no han salido a la luz”, comentó el pitcher de Houston, Justin Verlander. “No conocemos toda la historia. Evidentemente, yo he dicho algunas cosas incendiarias sobre temas como éste en el pasado, y no retiraré mis palabras, pero pienso que en un caso en curso como éste, hay que ver lo que pasa. Será interesante, pienso que él tiene previsto hablar con nosotros cuando llegue acá. Partiremos de eso y veremos qué ocurre”.

Recién en marzo, Verlander y lance McCullers Jr condenaron los casos de violencia doméstica, cuando se filtró un video en que el exprospecto venezolano de los Astros, Danry Vázquez, golpea a su novia.

Vázquez fue dado de baja por Houston tras su arresto por la agresión en 2016. El canal local KRIS-TV obtuvo el video y lo reveló. En las imágenes, el pelotero, todavía con parte de su uniforme, golpea a la mujer en las escaleras del estadio del equipo Corpus Christi de la Doble A.

Verlander le dedicó a Vázquez una imagen con una seña obscena en Twitter y le manifestó un deseo: “Espero que el resto de tu vida sin el béisbol sea horrible. Te mereces todo esto que te pasará”.

McCullers emitió también un mensaje vehemente sobre el tema.

“Ésta es la realidad de la violencia doméstica”, escribió. “Es siempre brutal, siempre te enferma. Debemos pelear por las víctimas, haya o no un video. Él debería estar en la cárcel. Si necesitas ayuda, encuéntrala, a la gente le importa esto”.

Osuna tiene un récord de 0-0 con nueve salvamentos en 10 oportunidades y una efectividad de 2.93 en sus 15 juegos de esta campaña. Fue elegido al Juego de Estrellas el año pasado, cuando tuvo una foja de 3-4, con 39 rescates y una efectividad de 3.38.

El derecho sería elegible para lanzar en los playoffs, a diferencia de los jugadores suspendidos bajo la política de dopaje este año, como el intermedista dominicano Robinson Canó, de Seattle.

Osuna se perdió la paga correspondiente a 89 días, una cifra total de 2.536.022. Su salario anual era de 5,3 millones de dólares. Asimismo, el castigo pospuso por un año la fecha en que podrá declararse agente libre, hasta después de la temporada de 2021.

“Las diligencias realizadas por nuestra gerencia no han tenido precedente. Confiamos en que Osuna está arrepentido, ha asumido voluntariamente todas las consecuencias relacionadas con su conducta anterior, se ha involucrado de manera activa en programas para aconsejarlo y cumplirá cabalmente con nuestra política de tolerancia cero a los abusos de cualquier tipo”, dijo Jeff Luhnow, gerente general de los Astros.

Mediante un comunicado difundido por Houston, Osuna manifestó: “Agradezco a Jeff Luhnow y a toda la organización de los Astros por creer en mí. No los defraudaré”.

“Estoy emocionado por unirme a los Astros de Houston y seguir adelante, con un nuevo comienzo en mi carrera”, añadió Osuna. “El carácter positivo de mis nuevos compañeros constituye una gran razón de su éxito, y estoy ansioso de hacer una contribución positiva a este gran grupo, mientras trabajamos para tener más campañas ganadoras”.