El puesto de entrenador de la selección de México seguirá vacante por tiempo indefinido mientras la federación nacional se toma su tiempo para analizar cuál es la mejor decisión para el futuro, incluyendo la posible continuidad del colombiano Juan Carlos Osorio.

Así lo anunció el miércoles Guillermo Cantú, el nuevo director general deportivo de la Federación Mexicana de Fútbol.

Osorio, quien dirigió al Tri desde el 2015, terminó su acuerdo al finalizar el Mundial de Rusia en el que la selección por séptima ocasión consecutiva quedó fuera en los octavos de final.

"El tema del técnico nacional es un tema muy importante. Creo que es urgente pero es más importante que urgente y por eso vamos a tomar el tiempo y sin prisas para tratar de tomar la mejor decisión", dijo Cantú en rueda de prensa en la que fue presentado en su nuevo cargo por el presidente del organismo, Yon De Luisa.

Cantú, quien había sido secretario general del organismo desde agosto de 2015, dijo que en las últimas semanas han conversado con Osorio buscando la continuidad del proyecto que fue exitoso en la etapa clasificatoria, donde México fue primero de la CONCACAF por primera vez desde Francia 1998, pero que en la etapa definitoria se quedó corto de la meta de alcanzar los cuartos de final por primera vez desde México 1986.

Osorio, criticado por una metodología de trabajo que se apoya en una constante rotación de jugadores, tiene en contra la derrota 7-1 ante Chile en la Copa América Centenario del 2016. Tambié el revés 3-0 frente a Suecia en la primera ronda de Rusia, la peor derrota del equipo en mundiales desde Argentina 1978, cuando Alemania lo venció 6-0.

Osorio, quien ha sido mencionado como candidato a dirigir a la selección de su país y a la de Estados Unidos, dijo el pasado fin de semana que aún no había tomado una decisión sobre su futuro.

"Al término de la Copa, (Osorio) terminó su contrato y hemos sostenido pláticas, pero aún no decidimos ambas partes qué camino tomar. El especular si se queda o no se queda, o si vine otro (entrenador) es un tema para otra conferencia, en el momento en que estamos es de análisis y sobre todo de tratar de involucrar al presidente para que esta toma de decisión sea con tiempo porque es de las más importantes que tenemos como Federación", agregó Cantú.

A partir del 1 de agosto, De Luisa asumirá su cargo como presidente de la Federación Mexicana de Fútbol en relevo de Decio De María. Entre otros nombramientos que anunció el miércoles, el nuevo presidente presentó a Gilberto Hernández como nuevo secretario general y dio a conocer la creación de la dirección general deportiva que ahora encabezará Cantú, quien ratificó en sus cargos al holandés Denis Te Kloese como director de selecciones nacionales y al director deportivo Gerardo Torrado.

Cantú tiene algunas semanas antes de tomar la decisión porque la selección de México regresará al campo para enfrentar partidos amistosos ante Uruguay y Estados Unidos el 7 y 11 de septiembre, respectivamente.

"El tema del entrenador es de lo más importante que tiene la federación y es urgente porque hay que tener técnico para poder desarrollar un plan estratégico y que él nos ayude a desarrollarlo, pero como dije, es algo más importante que urgente y nos tomaremos el tiempo y sin prisas, pero sabiendo que es una decisión muy importante".