Sebastien Ogier decidió conducir con cautela al acercarse el sábado a su sexto título del Campeonato Mundial de Rally.

El piloto francés llegó sexto a la meta y más de un minuto detrás del líder del estonio Ott Tanak, el líder del Rally de Australia. Pero lo más importante para Ogier es que quedó casi un minuto mejor que el belga Thierry Neuville, quien figura apenas tres puntos detrás suyo en el cierre más apretado del campeonato en 15 años.

Tanak, al volante de un Toyota, se adelantó el sábado, pero marcha 23 puntos detrás en la tabla general y, al igual que Neuville, necesita que Ogier termine detrás de los dos.

"Va a ser difícil ganar posiciones, pero el principal objetivo es mantenerme delante de Thierry”, dijo Ogier.

Las últimas seis etapas de la carrera de 24 etapas en 319 kilómetros se corren el domingo.