Las obras para los Juegos Olímpicos Tokio 2020 marchan a buen paso y ya se ha completado un 40% de los trabajos en el Estadio Nacional cuando todavía faltan dos años para la justa, según informaron el miércoles los organizadores.

El Consejo Japonés de Deportes, que administra el estadio, propiedad del estado, dijo que la instalación estará lista en la fecha fijada, en noviembre del 2019. El estadio albergará la ceremonia inaugural, las pruebas de atletismo y la ceremonia de clausura.

Las obras comenzaron con un año de demora en diciembre del 2016, ya que el proyecto fue descartado por resultar demasiado costoso.

El nuevo proyecto tiene un costo de 1.500 millones de dólares. Actualmente trabajan en él unos 2.000 obreros, y más adelante habrá 3.000.

El Consejo dice que el principal obstáculo es la construcción del techo, un proyecto muy delicado.

“Ya llevamos seis meses trabajando en el techo y nos quedan otros nueve meses por delante. Estamos instalando el techo, dividido en cuatro partes, y no podemos medir mal ni siquiera un centímetro”, dijo Tadashi Mochizuki, del funcionario del Consejo.

Se eligió un entramado de madera que reproduce el estilo tradicional de los altares y las pagodas japonesas. El objetivo es que el estadio se integre al parque que lo rodea y sea una estructura que minimiza los costos de calefacción y aire acondicionado.

Los organizadores dijeron esta semana que se ha completado entre el 20% y el 40% de las obras en todas las instalaciones nuevas.