Trey Lyles firmó su mejor actuación de la temporada con 22 puntos, Mason Plumlee terminó con 15 tantos y 11 rebotes y los Nuggets de Denver vapulearon el viernes 112-87 al Magic de Orlando.

Nikola Jokic repartió 11 asistencias y capturó 10 rebotes, pero que se quedó a cuatro puntos de un triple-doble. Fue la tercera vez esta temporada que Jokic roza el triple-doble al no poder encestar 10 tantos o más.

Jokic asistió en los cuatro primeros encestes de Denver en el juego, y estuvo a punto de llegar a descanso con un doble-doble. Solo efectuó siete lanzamientos a canasta y falló sus tres intentos de triple.

Pero los Nuggets no lo necesitaron para sumar su segundo triunfo al hilo como locales. Lyles y Plumlee proporcionaron la potencia de ataque necesaria saliendo desde la banca. Lyles se quedó a cuatro puntos de batir su récord personal.

Terence Ross lideró a Orlando con 18 tantos y convirtió las siete primeras oportunidades de que dispuso. Su primer fallo se produjo a falta de 7:48, cuando Denver ya tenía una cómoda ventaja.