Una de las metas del nuevo presidente de la Federación Mexicana de Fútbol es que la selección de México tenga la mejor actuación de su historia en la Copa del Mundo de 2026, en la cual será país anfitrión junto con Estados Unidos y Canadá.

Los mexicanos alcanzaron la ronda de cuartos de final en mundiales solamente cuando fueron sede en los torneos de 1970 y 1986. Desde entonces, su mejor resultado son los octavos de final, una etapa que ha sido su tope en los últimas siete ediciones.

"Desde luego que las eliminaciones en el cuarto partido duelen pero hay que reconocer lo bueno que se hace para, consistentemente estar dentro de los mejores 16 del mundo", Yon de Luisa en una rueda de prensa el miércoles. "Existe una sólida estructura en todo el fútbol mexicano y el ser una sede para el 2026, cuando los ojos estén enfocados en México, Estados Unidos y Canadá, nos pone en una gran oportunidad para dar el siguiente paso en el ámbito deportivo".

De Luisa, quien fue presidente del América y director de Televisa Deportes, relevará en el cargo a Decio de María, quien pasó tres años en el cargo. Su elección se realizó de forma unánime en una asamblea de los dueños de los clubes realizada en marzo de este año, cuando de María anunció su salida del cargo inesperadamente.

"No podemos dejar de ver los logros del pasado porque desde 1994 sólo Brasil y México se han metido dentro de los mejores 16 (en los mundiales). El compromiso ahora es ser líder en la CONCACAF y pelear dentro de los mejores 16 a nivel mundial pero trabajar para estar dentro de los ocho mejores, el famoso quinto partido", agregó.

Para lograr la misión de darle a México una actuación histórica, De Luisa dijo que él y su equipo de trabajo comenzarán a planear desde ya la estrategia que los lleve al éxito dentro de ocho años, aunque sin descuidar el Mundial de Catar 2022.

"El objetivo principal son los primeros cuatro años porque no podemos pensar en el año cinco o en el ocho sin pasar por los primeros, pero queremos que Qatar sea el mejor mundial posible", dijo De Luisa, quien removió a Guillermo Cantú del puesto de secretario general para nombrarlo director general deportivo de la FMF.

En el puesto anterior, además de los temas de la cancha, Cantú tenía responsabilidades administrativas que ahora serán realizadas por Gilberto Hernández, quien será el nuevo secretario general.

De Luisa quiere que Cantú, junto con su equipo de trabajo integrado por el holandés Denis Te Kloese y Gerardo Torrado, se concentre exclusivamente en la selección mexicana.

"La responsabilidad de tener la mejor selección posible en el Mundial que se jugará en el país comienza hoy, no podemos pensar en tener esa mejor selección e implementar esas estrategias en el 2023 porque nos complicaríamos sin sentido", agregó el dirigente.

Parte de la estrategia que implementará México de cara al 2026 consiste en observar y dar seguimiento a los jugadores que serían candidatos a formar parte de ese equipo.

"Sin dejar de ver el corto y mediano plazo, las decisiones que podemos tomar el día de hoy para preparar el camino son importantes pero se requiere la colaboración de muchas personas, empezando por los clubes de la liga que son claves para el desarrollo del fútbol en México. Hoy los jugadores que tienen entre 16 y 22 años son los que estarán en el 2026 y tenemos que trabajar con ellos para tener una planeación en el 2026".