No Boston Olympics respalda referéndum para Roma 2024

El grupo que ayudó a hundir las aspiraciones olímpicas de Boston dio su respaldo a un llamado en Italia del grupo izquierdista Radical Italiani para realizar un referéndum sobre la candidatura de...

El grupo que ayudó a hundir las aspiraciones olímpicas de Boston dio su respaldo a un llamado en Italia del grupo izquierdista Radical Italiani para realizar un referéndum sobre la candidatura de Roma a los Juegos de 2024.

"Los ciudadanos de Roma se merecen la oportunidad de tener el mismo tipo de debate, y un referéndum -- como lo propuso Radical Italiani -- es la mejor forma de asegurarse de que ello suceda", dijo Chris Dempsey, co director de No Boston Olympics, en una declaración distribuida por la organización italiana el jueves.

El encargado de la candidatura romana, Luca Cordero di Montezemolo, dijo esta semana que no veía la necesidad de un referéndum, toda vez que el consejo municipal de la ciudad votó abrumadoramente a favor de la candidatura el año pasado -- 38-6.

El primer ministro italiano Matteo Renzi también respalda la candidatura.

La candidatura de Boston fue retirada luego que el alcalde Marty Walsh se negase a cubrir los excesos de costos, y el Comité Olímpico de Estados Unidos nombró a Los Angeles como remplazo.

La ciudad portuaria alemana de Hamburgo se retiró en noviembre de la contienda para los juegos del 2024 luego que sus aspiraciones fuesen derrotadas en un referéndum.

Budapest, la capital húngara, otra aspirante a la sede de del 2024, enfrenta también llamados a un referéndum.

París es también candidata a celebrar los Juegos, cuya ciudad anfitriona será seleccionada por el COI en el 2017.

"No Boston Olympics da la bienvenida a la oportunidad de compartir algunas de las lecciones aprendidas de Boston", escribió Dempsey en un mensaje electrónico a The Associated Press en el que explicó que Radical Italiani se puso en contacto con él. "No nos corresponde a nosotros decirles a los ciudadanos de Roma qué hacer. Pero pensamos que el CPI ofrece un negocios fundamentalmente malo a los ciudadanos de las ciudades anfitrionas".