Pese al regreso de Mario Balotelli, Niza dejó escapar más puntos en la lucha por el título de liga en Francia, al empatar el viernes 1-1 en su visita al Bastia de Córcega.

Aunque "Les Aiglons" se colocaron un punto encima de Mónaco, como líderes provisionales de la liga, el conjunto monegasco tiene todavía pendiente su encuentro del fin de semana. Niza hiló su tercer partido sin ganar en la liga.

El fin de semana pasado, sólo empató sin goles como local ante el atribulado Metz. Balotelli no participó en ese encuentro por encontrarse suspendido.

"Supermario" estuvo cerca de anotar mediante un tiro libre en los descuentos. Por lo demás, cumplió una actuación discreta ante un conjunto que se quedó en inferioridad numérica a la mitad del complemento, tras la expulsión del volante Yannick Cahuzac.

"Definitivamente son dos puntos perdidos, porque realmente tuvimos la oportunidad de ganar este partido", dijo el mediocampista de Niza, Vincent Koziello. "Fallamos en el último pase. Tuvimos una o dos oportunidades, pero eso no es suficiente".

Prince Oniangue, un centrocampista cedido a préstamo por el Wolverhampton de la segunda división inglesa, anotó en su debut con el Bastia a los 17 minutos, entusiasmando a unos 20.000 espectadores que llenaron el estadio Armand Cesari.

El lateral derecho Arnaud Souquet acalló a la multitud con el tanto del empate a los 32 minutos.

Balotelli ha anotado ocho goles en 10 cotejos de liga, después de llegar procedente del Liverpool. Ninguna de sus dianas ha sido como visitante.

Mónaco recibe el domingo a Lorient, que languidece en el 19no puesto. El campeón defensor París Saint Germain visita este sábado a Nantes.