Baker Mayfield aprovechó la falta de cornerbacks y una decisión discutible de Denver para que los Browns de Cleveland derrotaran el sábado 17-16 a los Broncos y mantuvieran vivas sus escasas posibilidades de poner fin a la sequía de playoffs más prolongada en la NFL.

El pase de dos yardas para anotación de Mayfield a Antonio Calloway a menos de 12 minutos del final dio a los Browns (6-7-1) el margen de la victoria. Cleveland rompió una racha de 11 derrotas ante los Broncos (6-8).

Después de mejorar su foja como visitantes a 3-28 en las últimas cuatro campañas, los Browns aún tienen una oportunidad de conseguir su primera campaña ganadora desde 2007 e incluso avanzar a la postemporada por primera vez desde 2002 gracias a que vencieron a Denver, lo cual habían logrado por última vez en 1990.

Calloway puso el marcador 17-13 con su touchdown anotado frente al marcaje del safety Justin Simmons debido a la ausencia por lesión de cinco cornerbacks de los Broncos.

Denver respondió con un avance de 13 jugadas que consumió más de siete minutos, pero después de que Phillip Lindsay fue contenido sin lograr nada en tercera oportunidad y una yarda por avanzar en la yarda 6 de Cleveland, el entrenador Vance Joseph envió al pateador Brandon McManus para que cobrara el gol de campo en lugar de intentar anotar en cuarta oportunidad.