Sean Newcomb se quedó a un strike de lo que hubiera sido el primer juego sin hit de los Bravos de 1994, pero Atlanta terminó derrotando el domingo 4-1 a los Dodgers de Los Ángeles.

Newcomb tenía cuenta de 2-2 con dos outs en el noveno inning, cuando Chris Taylor le conectó un roletazo de sencillo. El antesalista panameño Johan Camargo no pudo alcanzar la pelota pese a una zambullida.

El imparable llegó en lo que fue el lanzamiento número 134 y último por parte del zurdo de 25 años.

Newcomb (10-5) se marchó mientras recibía una ovación atronadora por parte del público que abarrotó el SunTrust Park.

El manager Brian Snitker tomó la pelota y se la dio a Newcomb como reliquia. Pero el lanzador simplemente la arrojó al dugout de Atlanta.

No quiso un recuerdo de lo que estuvo cerca de ser una proeza pero no lo fue.

Kent Mercker fue el último lanzador de Atlanta que lanzó un doble cero, hace 24 años en el Dodger Stadium. Ha habido tres juegos sin hit en las mayores este año.

Newcomb recetó ocho ponches y un boleto ante los Dodgers, líderes de la División oeste de la Liga Nacional.

Nick Markakis disparó un jonrón y produjo tres carreras para que los Bravos quebraran una racha de cuatro derrotas consecutivas.

Dan Winkler relevó a Newcomb y permitió un sencillo productor de Manny Machado, antes de poner fin al duelo con un roletazo de Matt Kemp.

La derrota fue para Ross Stripling (8-3).

Por los Dodgers, el dominicano Machado de 4-1 con una impulsada. El puertorriqueño Kike Hernández de 3-0. Los cubanos Yasmani Grandal de 3-0, Yasiel Puig de 2-0.

Por los Bravos, los venezolanos Ronald Acuña de 3-0, Ender Inciarte de 4-2. El panameño Camargo de 4-0.