El zurdo de los Bravos, Sean Newcomb, se disculpó con sus compañeros por unos tuits racistas, homofóbicos y sexistas que envió como adolescente.

Newcomb habló el lunes en una reunión a la que asistieron jugadores, entrenadores, el manager Brian Snitker y el personal de Atlanta. El venezolano Ender Inciarte y Dansby Swanson dijeron que los jugadores aceptaron la disculpa. Cada uno dijo que los tuits que se hicieron públicos el domingo no representan las acciones de Newcomb en el equipo.

“Pienso que Newcomb es uno de los mejores compañeros que he tenido jamás”, recalcó Inciarte. “Es una persona muy buena y un gran ejemplo para esta organización. Estoy más que orgulloso de hablar del tipo de persona que es él”.

Swanson, el campocorto que jugó con Newcomb en el sistema de ligas menores antes de llegar a Atlanta, descartó que el incidente vaya a causar problemas en el clubhouse.

“Creo que, al final del día, todos se percatan de que esto no refleja directamente quién es él”, indicó Swanson acerca de los tuits. “Él se enorgullece de ser un gran chico y un gran compañero, y no sentimos nada más que amor por él. Pienso que todos estaban un poco sorprendidos pero, al mismo tiempo, él habló con el equipo y fuimos capaces de abordar las cosas a puerta cerrada”.

Newcomb dijo que habló el lunes con Billy Bean, vicepresidente de responsabilidad social e inclusión de las Grandes Ligas, y tiene la intención de reunirse con ese dirigente cuando los Bravos estén en Nueva York esta semana.

Los tuits incendiarios de Newcomb surgieron luego que se quedó a un out de lanzar un juego sin hit en la victoria del domingo 4-1 sobre los Dodgers de Los Ángeles.