Robert Kraft, propietario de los New England Patriots, uno de los equipos más destacados de la NFL, la liga estadounidense de fútbol americano, ha revelado que en 2005, el presidente ruso Vladimir Putin le birló un anillo de campeón, de oro y diamantes, valorado en 25.000 dólares.

En declaraciones al New York Post, Kraft asegura que estaba en San Petersburgo en una misión comercial cuando en un encuentro con Putin, le mostró el anillo de campeón de la NFL. "Putin se lo puso y me dijo: 'Con esto puedo matar a alguien'". Kraft añadió que Putin se metió el anillo en su bolsillo, "tres tíos de la KGB lo rodearon y se fue".

Kraft, en aquel momento, dijo que era un regalo, pues declaró que "decidí darle el anillo como símbolo del respeto y la admiración que tengo por el pueblo ruso". Pero en realidad, el directivo reconoce que "no quería dárselo. Tenía un vínculo emocional con el anillo, lleva mi nombre".

Llamada de Bush

Robert Kraft también reveló que cuando mostró su deseo de recuperarlo, la Casa Blanca se puso en contacto con él. Más en concreto, fue el propio presidente de los Estados Unidos, George Bush, el que le llamó. "Me dijo que que para el interés de las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética —aunque se había desintegrado hace 14 años— lo mejor era decir que fue un regalo".

Según el Post, el anillo está en la biblioteca del Kremlin.