Kevin Durant, Paul George y Chris Paul decidieron muy rápido, optaron por quedarse en sus equipos y permanecerán en la Conferencia Oeste de la NBA.

LeBron James se les ha unido y así de simple, esta conferencia ha aumentado su poderío.

El primer día de contrataciones de agentes libre de la NBA exhibió su pirotecnia y poder de fuego, principalmente con la decisión de James de salir de Cleveland por segunda vez e integrarse a los Lakers de Los Ángeles. James aceptó un acuerdo para jugar cuatro temporadas por 154 millones de dólares, lo que significa que su racha de ocho campeonatos consecutivos en la Conferencia Este _cuatro con Miami y cuatro con los Cavaliers_ termina la campaña entrante.

Por supuesto, aún podrá alcanzar las finales de la NBA, pero tendrá que esforzarse más para llegar a esa instancia en el Oeste.

En comparación con sus anteriores decisiones como agente libre, James resolvió muy rápido esta vez, 20 horas, en comparación con los ocho días en 2010 cuando anunció que se iba a Miami y 11 días en 2014 para regresar a Cleveland.

Durant, George y Paul decidieron con mayor rapidez. La emoción comenzó el sábado en la noche cuando Durant optó por firmar un contrato de dos campañas y 61,5 millones de dólares para quedarse en su equipo, los dos veces campeones defensores Warriors de Golden State. El convenio de esta campaña alcanza 30,5 millones de dólares. Los términos del acuerdo fueron confirmados por una fuente próxima que hizo declaraciones a The Associated Press a condición del anonimato porque el acuerdo será oficial hasta que concluya esta semana la moratoria del receso de la liga.

El convenio incluye una opción para el jugador en 2019-2020, en la que Durant puede _y posiblemente lo haga_ convertirse de nuevo en agente libre el próximo verano.

George y Paul hicieron sus anuncios poco después. George dijo en Oklahoma City que permanecía con el Thunder después de acordar un contrato de cuatro campañas y 137 millones de dólares, con opción para la última campaña. Paul dio a conocer sus intenciones en Twitter a primera hora del domingo y señaló que se quedaba en los Rockets de Houston con un contrato de cuatro campañas y 160 millones de dólares.

Los tres jugadores aspiran a un título la próxima campaña.

Como si enfrentarse unos a otros no fuera ya difícil, la llegada de James vino a aumentar el desafío. Para cuando James hacía su anuncio, se habían concertado nuevos acuerdos por 900 millones de dólares, según cifras confirmadas a la AP por personas implicadas en varias decisiones, y la mayoría del dinero correspondía a equipos del Oeste.

Y todos esos equipos _Golden State, Oklahoma City, Houston, los Lakers, incluso Denver que amarró a Nikola Jokic con un contrato de 150 millones de dólares y a Will Barton con uno de 54 millones_ pueden señalar definitivamente que etaban emocionados. Todavía son posibles otras contrataciones importantes en el Oeste, debido en especial a que DeMarcus Cousins continúa disponible como agente libre y es candidato a regresar a Nueva Orleans.