Rafael Nadal fue de menos a más y derrotó 6-7 (7), 6-4, 6-2 al argentino Leonard Mayer para avanzar el miércoles a los octavos de final del Abierto de Barcelona, y mantener con vida su racha de nunca perder partidos consecutivos en canchas de arcilla.

Nadal, número dos del escalafón mundial, venía de perder ante Fabio Fognini en las semifinales del Masters de Montecarlo.

“No he jugado un gran partido, he estado flojo”, admitió Nadal. “Se ha conseguido el objetivo, que era ganar. Esta es la realidad. A nivel de capacidad de aguantar he estado bien, con la actitud necesaria como para terminar ganando el partido. A nivel de juego hay cosas que hay que mejorar".

Once veces campeón en Barcelona, Nadal se las verá ahora contra su compatriota español David Ferrer. Ferrer, de 37 años, quien juega en Barcelona por última vez al despedirse del circuito, derrotó 6-3, 6-1 al francés Lucas Pouille en su partido de segunda ronda.

"Estoy disfrutando del día a día”, dijo Ferrer. “Jugar contra Rafa sería un regalo para mí, si tengo la oportunidad espero terminar el partido".

Nadal desperdició dos bolas para set tras intercambiar quiebres de servicio al final del primer set. Se recuperó rápidamente al quebrar el servicio de Mayer en el primer juego del segundo set, y procedió acelerar a la victoria frente al número 63 del ranking.

Apuntándole al resto de la temporada de arcilla en la primavera europea, Nadal resaltó la necesidad de sumar rodaje tras los problemas físicas recientes que le han impedido jugar con regularidad en el circuito.

“Estas interrupciones terminan por afectar al nivel tenístico y mental y tienes que poco a poco recuperarte”, dijo Nadal, quien a fines de mayo buscará conquistar un duodécimo título en el Abierto de Francia. “Tengo la esperanza de que volveré a encontrar el camino de jugar bien y de ganar”.

Luego de alcanzar cuartos de final en Montecarlo, el argentino Guido Pella doblegó 6-2 7-6 (4) al ruso Karen Khachanov, sexto cabeza de serie, para acceder a octavos. Pella tiene marca de 16-4 en polvo de ladrillo esta temporada. Khachanov ha perdido siete veces a las primeras de cambio en lo que va del año.

El chileno Christian Garín dio la sorpresa al superar 7-5, 6-2 al canadiense Denis Shapovalov (9no cabeza de serie). Garín conquistó a inicios de mes su primer título ATP al consagrarse en Houston.

Fognini no podrá encadenar títulos tras Montecarlo porque se bajó del torneo de Barcelona debido a una lesión muscular. El italiano fue reemplazado por Roberto Carballés Baena, en el puesto 104 del escalafón, quien comenzó con una victoria 6-7 (4), 6-4, 6-2 antes su compatriota español Nicola Kuhn. Carballés Baena será el rival de turno de Garín.

El ruso Daniil Medvedev, el séptimo preclasificado que venía de alcanzar las semifinales en Montecarlo, avanzó a la tercera ronda al derrotar 6-3, 2-6, 6-1 a Albert Ramos-Viñolas. El estadounidense Mackenzie McDonald avanzó tras vencer 6-3, 6-2 a Gilles Simon (11mo cabeza de serie).

Además, el ascendente juvenil canadiense Felix Auger-Aliassime dio cuenta 6-3, 7-6 (7) del tunecino Malek Jaziri y se las verá en tercera ronda contra el japonés Kei Nishikori (4to cabeza de serie).