Montoya recibe réplica de Copa Libertadores

Trece años después de llevar a Once Caldas a la conquista de la Copa Libertadores, el técnico Luis Fernando Montoya le dio el martes un beso a la réplica del trofeo que le trajo el presidente de la...

Trece años después de llevar a Once Caldas a la conquista de la Copa Libertadores, el técnico Luis Fernando Montoya le dio el martes un beso a la réplica del trofeo que le trajo el presidente de la Conmebol.

Montoya, de 60 años de edad, quedó cuadrapléjico en diciembre de 2004, cuando asaltantes le dispararon en el cuello en su casa en la población de Caldas, a las afueras de Medellín.

“Me complace estar aquí a su lado saldando una pequeña parte de la deuda que el fútbol sudamericano ha tenido con una persona que sin duda alguna es modelo de vida para todos los amantes del fútbol", manifestó el presidente de la Conmebol Alejandro Domínguez, en el acto realizado en la residencia de Montoya en Medellín.

El dirigente le aproximó el trofeo, Montoya lo besó y luego lo entregó a su hijo, José Fernando. El arquero Juan Carlos Henao y al zaguero Samuel Vanegas, integrantes del plantel campeón de Montoya, lo acompañaron y también su esposa, Adriana.

Al vencer a Boca Juniors de Argentina en la final de la Libertadores de 2004, el Caldas se convirtió en el segundo club colombiano en consagrarse en el torneo, luego de Atlético Nacional de Medellín en 1989.

En la actualidad, Montoya tiene una columna en el diario El Espectador de Bogotá y periódicamente dicta conferencias.