El partido del sábado entre el Revolution de Nueva Inglaterra y Orlado City fue pospuesto por las gélidas temperaturas y fuertes vientos que se esperan ese día en el estadio Gillette.

El encuentro fue reprogramado para el 2 de septiembre, y los espectadores podrán utilizar los mismos boletos del partido del sábado.

El pronóstico del tiempo para esa zona de Massachusetts es de nieve el viernes, y bajas temperaturas con fuertes ráfagas de viento el sábado.

"Todos los que estamos involucrados creemos que esto es lo mejor para los fanáticos, jugadores y el deporte", dijo el presidente del Revolution, Brian Bilello.

La posposición significa que el Revolution no jugará su primer partido como local en la temporada de la MLS hasta el 25 de marzo, contra Minnesota United.