Von Miller capturó a Russell Wilson en tres ocasiones, provocó dos balones sueltos y recuperó uno, para ayudar a que Case Keenum tuviera un debut auspicioso con los Broncos de Denver, que superaron el domingo 27-24 a los Seahawks de Seattle.

Fue el 18vo triunfo de los Broncos en sus últimos 19 partidos inaugurales de una campaña en casa. Y pocas de esas victorias fueron más emocionantes.

Keenum lanzó para 329 yardas y tres anotaciones, pero le interceptaron tres envíos.

Wilson totalizó 298 yardas y tres touchdowns por aire. Sufrió dos intercepciones y fue capturado seis veces. Demaryius Thomas se mostró errático al comienzo pero aportó varias atrapadas clave y un touchdown.

Los Seahawks tuvieron el balón en su yarda 12, sin pausas restantes y con 1:01 minutos por jugar. No fueron muy lejos. Wilson lanzó finalmente el balón al medio campo, donde el cornerback Adam Jones lo interceptó ya sin tiempo disponible.