El Milan se impuso el miércoles sorpresivamente 1-0 a su acérrimo rival Inter en un duelo que requirió del alargue, y ancló en semifinales de la Copa Italia.

Patrick Cutrone anotó a los 104 minutos para que los “Rossoneri” pactaran una cita con la Lazio en una semifinal que se disputará con partidos de ida y vuelta, en enero y febrero.

“Parece que fue ayer que yo jugaba en las inferiores. Jugaba entonces el derby y celebraba así. Pero hacerlo en San Siro es algo increíble”, comentó el delantero de 19 años, quien se llevó la tarjeta amarilla por quitarse la camiseta durante la celebración

La victoria en el “Derby della Madonnina” es uno de los pocos resultados positivos que ha conseguido el Milan, actual undécimo en la Serie A. Los dos conjuntos de Milán han perdido sus últimos dos cotejos de liga, pero los “Nerazzurri” marchan en el tercer puesto.

“Necesitábamos esto para levantarnos la moral. El derby no es un partido normal. Disfrutamos jugarlo y, a partir de mañana, pensaremos en nuestro siguiente partido de liga contra la Fiorentina.... Amo al Milan y quiero quedarme aquí”, afirmó Cutrone.

Milan careció de su joven arquero Gianluigi Donnarumma y vio agravada la situación cuando el suplente Marco Storari se lesionó en el calentamiento.

Así, debió debutar Antonio Donnarumma. Otrora jugador de las fuerzas inferiores del Milan, Donnarumma fue recontratado por el club como parte del acuerdo para que su hermano menor Gianluigi firmara para quedarse a largo plazo.

Donnaruma pareció incurrir en un craso error en el primer tiempo, cuando Ivan Perisic remató en un saque de esquina. El balón rebotó en el portero y se adentró en su propio arco, pero el videoarbitraje invalidó la jugada tras confirmar que Andrea Ranocchia estaba en fuera de juego, parado prácticamente sobre la línea de gol.

Tras ello, Donnarumma pareció serenarse y aportó varias atajadas importantes. Una de éstas, a los 60 minutos, privó de un gol a Joao Mario, si bien el internacional portugués debió definir de mejor forma tras un servicio perfecto que le prodigó el argentino Mauro Icardi.

Ambos equipos tuvieron oportunidades de resolver el encuentro en el tiempo regular. No fue sino hasta las postrimerías del primer tiempo extra que se rompió la igualdad.

Suso envió un pase adelantado hacia el área. Cutrone, quien había ingresado en un cambio, se salvó por poco del fuera de juego y definió de zurda frente al arquero Samir Mandanovic.

“Hay todavía mucho sufrimiento por delante”, advirtió el técnico del Milan, Gennaro Gattuso. “Estaría loco si pensara que hemos resuelto todos nuestros problemas con este triunfo. Pero esto nos ayudará a trabajar con más calma”.