El miembro del grupo de protesta ruso Pussy Riot, que fue hospitalizado esta semana por una posible intoxicación, recuperó la conciencia, informó una de sus integrantes.

Maria Alekhina dijo a The Associated Press vía Facebook que Pyotr Verzilov despertó el viernes, pero seguía bajo cuidados intensivos. Verzilov ha estado hospitalizado desde el martes.

Alekhina dijo que está convencida de que fue envenenado y “no hay otra cosa que política” detrás.

El sitio de noticias ruso Meduza, de corte independiente, reportó el jueves que los médicos de Verzilov le dijeron a sus familiares que podría haber sufrido una sobredosis de medicamentos o que le proporcionaron una dosis demasiado alta. Meduza no especificó la sustancia.

Verzilov y otras activistas cumplieron sentencias de 15 días de prisión por interrumpir la final de la Copa Mundial de Fútbol para protestar contra los abusos de las autoridades rusas.