El futuro de unas leyes que ayudarían a víctimas de un sonado caso de abuso sexual en Michigan a presentar demandas se encuentra sumido en la incertidumbre debido a la resistencia de universidades, la Iglesia Católica y otras entidades.

Se trata del caso de Larry Nassar, el médico de un equipo de gimnastas que recientemente fue enjuiciado y encarcelado por abusar sexualmente de decenas de niñas.

El Senado dominado por los republicanos consideraba el miércoles prorrogar la vigencia de denuncias a fin de que las víctimas puedan demandar, y que funcionarios de gobiernos no puedan acogerse a la inmunidad. Los senadores debatieron el tema a puertas cerradas.

La Universidad Estatal de Michigan, donde Nassar trabajó durante décadas, ha sido demandada por más de 250 niñas y mujeres. La institución dice que muchas de ellas esperaron demasiado tiempo, y que cuenta con inmunidad.

Las personas abusadas sexualmente como niños en Michigan tienen hasta su 19no cumpleaños para presentar una demanda. Bajo las leyes propuestas, los que fueron abusados en 1993 o después tendrían hasta que cumplan 48 años.