Schumacher hizo en 2010 un testamento para repartir su fortuna millonaria

  • El piloto dijo entonces que temía más "a las cosas que puedan pasar en el día a día" que a la Fórmula 1.
  • Los beneficiarios serían su mujer, Corina, y sus dos hijos, en partes iguales.

Michael Schumacher lo tiene todo atado en lo que se refiere a su fortuna personal y sus herederos. El siete veces campeón del mundo de Fórmula 1, que durante muchos años fue el deportista mejor pagado del planeta, hizo su testamento en 2010, según recoge la prensa inglesa, haciéndose eco de una entrevista que, entonces, concedió Schumacher a una revista de su país.

Así, el Daily Mail saca a la luz unas palabras de Schumacher del año 2010 en las que admite haber redactado un testamento "porque soy un hombre de familia". Como si de una premonición se tratase, el piloto aseguraba entonces que lo hizo "no tanto por la Fórmula 1 sino por las cosas que pueden pasar en el día a día". Según el rotativo inglés, la fortuna que Schumacher ha amasado es de más de 1,230 millones de dólares, a los que habría que sumar sus propiedades como coches y diversas propiedades inmobiliarias.

Los beneficiarios de su fortuna serían, a partes iguales, su esposa Corina y sus hijos Gina y Mick, de 16 y 14 años, respectivamente.

Este domingo se cumplen dos semanas del accidente que el piloto sufrió en Méribel, en los Alpes franceses, cuando se golpeó en la cabeza mientras esquiaba. El alemán, de 45 años, sigue estable pero crítico y en situación de coma inducido.

Mientras Schumacher sigue hospitalizado, las autoridades francesas prosiguen con su investigación sobre el accidente. Las primeras conclusiones apuntaban a que el expiloto bajaba a velocidad reducida cuando sufrió el accidente. La prensa francesa especula con la posibilidad de que las autoridades emprendan cargos contra los responsables de la pista.