México empataba sin goles ante Brasil al descanso de su partido el lunes por los octavos de final del Mundial de Rusia.

En un duelo parejo, el arquero de México Guillermo Ochoa tuvo tres intervenciones clave para evitar la caída del arco de México, que busca acceder a sus primeros cuartos de final en un Mundial fuera de casa.

Ochoa le detuvo un par de intentos a Neymar, uno a los cuatro y otro a los 24 minutos, además de uno más a Gabriel Jesús a los 32.

México sorprendió de arranque con la titularidad de Rafael Márquez, quien disputa la quinta Copa del Mundo de su carrera. Márquez ocupará un puesto como volante de recuperación en una nueva formación táctica del técnico Juan Carlos Osorio.